Xevi Bonet y compañía hacen grande a Monells

Este artículo sólo tiene una intención: reconocer el trabajo, la dedicación y el buen hacer dirigidos a la educación y los valores por parte de la Agrupació Esportiva Monells. Capitaneados por Xevi Bonet, coordinador de la entidad gerundense, pude asistir a una de “Las Jornadas de Orientación del Comportamiento” que, como ellos mismos definen, tienen el “objetivo de ofrecer un espacio de formación a las personas vinculadas al deporte (padres, madres, entrenadores, coordinadores, directivos…) sobre la relación de éstos con la educación en valores”. Maravilloso, ¿verdad? Y más si tenemos en cuenta que ayer mucha gente estaba de vacaciones de Semana Santa, cosa que a mí me transmite una fuerza y energía perfectamente canalizada y por supuesto me resulta admirable y destacable en los tiempos que corren.

Pues sí, asistimos un grupo de personas que nos mostramos entusiastas con el tiempo compartido y agradecidos con lo que seguro nos llevamos cada uno en nuestro interior. Yo personalmente alimenté mi alma de cosas sanas; las siempre existentes dudas, las posiciones que a veces mostramos en la vida, la diversidad de opiniones, la familiaridad que somos capaces de mostrar cuando queremos… En definitiva, nuestra parte más humana y humilde, tan necesaria para transmitir valores a nuestros jóvenes en esta sociedad consumista y dirigida a la imagen perfecta en la que vivimos.

Lo más importante de esta jornada de ayer fue la participación de los ponentes. Por un lado, la de un incondicional de la Psicología Aplicada al Deporte, el siempre disponible y accesible Pep Marí. Por otro, la de Xavier Carpintero, especializado en coaching y director de DO_Sinergia. Los dos nos transmitieron luz con su lenguaje verbal y corporal.

Pep Marí ofreció una magistral clase de “Cómo ser sólo padres”. No puedo esconder mi debilidad por cómo este señor habla con tanta sencillez de las dificultades que tenemos los padres en nuestros comportamientos –a veces un tanto patológicos– hacia nuestros hijos. Y es que Marí nos ilustró con sus palabras y además nos dio recetas. Sí, medicamentos que no tienen efectos secundarios. Increíble, ¿verdad? Como me es muy difícil hacer un resumen de todo lo que dijo, que fue mucho y daría para escribir un libro, sólo sintetizaré hoy su intervención en una frase que pronunció al final: “Para comportarse como padre, madre, entrenador, coordinador o directivo y ayudar a nuestros jóvenes, no debemos confundir nuestras necesidades”.

Xavier Carpintero, nos introdujo de forma teórica en el mundo de las creencias y expectativas, tan importantes e imprescindibles para conocerse primero a uno mismo y después para entender a los demás y al entorno. Resulta tan básico que no reparamos en recordarlo. Por suerte, personas como Xavier nos ayudan a recordar la importancia de tenerlas presentes. Recoger todo lo que dijo, al igual que con Pep, daría para mucho, así que si algo me resultó muy clarificador fue una imagen muy potente que Xavi nos regaló, una imagen en forma de triángulo, un triángulo donde se representa de forma simbólica la interacción entre “padres – niño – entrenador” que nos invita a reflexionar acerca de los roles que ejercemos los adultos, ya sea como padres o como entrenadores, ante los jóvenes. Una imagen que nos confronta a salir de nuestro ensimismamiento para transmitir a los jóvenes lo mejor para facilitarles su andadura por la vida.

Son muchas cosas que voy a dejar para otro día, pues una de las cosas importantes y saludables es descansar y disfrutar de las vacaciones, en este caso de Semana Santa. Recordad que “todo se entrena”. Incluso las vacaciones.

Comparte este artículo

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos