Vitaly Shkel apodado “el monstruo” ha conseguido el récord de ascenso y descenso del Monte Elbrus (5.642 m), el techo del continente Europeo. Shkel que intentó el récord, junto a Kilian Jornet como parte del proyecto Summits of My Life del corredor catalán pero las condiciones climatológicas les impidieron alcanzar la cima.

El monte Elbrus es un estratovolcán durmiente situado en la parte occidental de la cordillera caucásica, en Kabardia-Balkaria, Rusia, cerca de la frontera con Georgia. Es la montaña más alta de Rusia y de la cordillera del Cáucaso, la cual, junto con los montes Urales marcan la frontera tradicionalmente aceptada entre Europa y Asia.

Esta vez, el experimentado alpinista y corredor ruso lo ha conseguido partiendo desde Azau, a 2.400 metros de altitud. Ha empleado 3 horas y 28 minutos en alcanzar la cima en una subida de más de 3.200 metros de desnivel sin poder batir la marca que sigue en poder del polaco Andrzej Bargiel desde 2010 en cuanto a ascenso se refiere.

El descenso lo ha completado en 1 hora y 11 minutos para una marca final de 4 horas, 39 minutos y 17 segundos, esta vez si superando el récord de Bargiel de ascenso y descenso según ha informado la Federación Rusa de Alpinismo (Russian Skyrunning Association).

El verano está siendo muy fructífero para Shkel puesto que el pasado mes de julio batió el récord de ascenso al pico Lenin, una elevación montañosa localizada en la cordillera de Pamir, en la frontera de Tayikistán y Kirguistán. Su cumbre alcanza los 7.165 m de altitud sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en la segunda montaña más elevada de Tayikistán, después del pico Ismail Samani, y la tercera de la antigua Unión Soviética.

No se descarta que Kilian Jornet lo vuelva a intentar en un futuro próximo y quién sabe si el alpinista ruso le volverá a acompañar para certificar el récord de ascenso que se le ha escapado por 5 minutos.

Foto: Evgeny Kolchanov (Russian Skyrunning Association)