Un City de altos vuelos

“Es una pena que tengamos al Kun Agüero y a Fernandinho lesionados, porque el primero es una garantía de gol, y el segundo nuestro pilar en el centro del campo. Es ahí donde a veces nos rompemos un poco y dejamos demasiados metros entre la delantera y la línea defensiva, una enfermedad propia de los equipos atacantes. Es como si al Barça le privaras de Messi y Busquets”.

De esta forma definía Martín Demichelis el efecto directo que tienen las bajas del Kun y Fernandinho en el juego del Manchester City. A pesar de que durante las últimas horas se había especulado con la posibilidad de que ambos reaparecieran en el partido de mañana, parece ser que al final llegan muy justos al duelo más importante del año y Pellegrini optará por reservarlos para próximos envites, con la vista puesta en el partido del Camp Nou.

Si bien la baja del Kun es importantísima –máximo goleador del equipo hasta el momento de su lesión y el perfil de atacante que mejor se asocia con Álvaro Negredo–, es en el centro del campo donde se han producido los mayores quebraderos de cabeza para Pellegrini. La baja de Fernandinho no ha hecho más que refrendar las palabras del técnico chileno al inicio de temporada, donde catalogaba al brasileño como el jugador clave en su sistema. En un equipo acostumbrado a llevar la iniciativa en el juego y a estirarse cuando están en posesión del balón, el ex del Shakhtar es el hombre bisagra, el jugador que ordena y da equilibrio en la transición defensa-ataque. Cumple a la perfección el rol de “holding midfielder” –tan venerado en las islas– cuando se inicia el repliegue defensivo, siempre bien posicionado y atento a efectuar las coberturas que requieren las constantes subidas de Kolarov por el flanco izquierdo. Un claro ejemplo de lo que hablamos fue el partido que perdieron en la Premier contra el Chelsea, donde Ivanovic se apoderó del espacio que dejaba Kolarov por su carril sin que nadie acudiera a hacer el relevo. La prueba que hizo Pellegrini con Demichelis fue un fracaso, ya que el argentino es de movimientos más lentos, tanto en desplazamiento como en ejecución de la jugada.

Ahí, en el centro del campo, es donde va a librarse la principal batalla contra el Barça y Pellegrini es muy consciente de ello. No satisfecho con la prestación de Demichelis, optó por salir con Javi García en la contundente victoria conseguida ante el Chelsea en la Cup. Con más oficio en ese puesto, el español cubrió a la perfección las espaldas de Touré Yaya y, con la ayuda de Milner, bascularon con solvencia a los flancos para cubrir las subidas de Zabaleta y Clichy. Milner está sancionado y será baja contra el Barça, de modo que las opciones del City para esos puestos están muy definidas, tanto si opta por un 4-2-3-1 como si dibuja un 4-4-2. Si Pellegrini se decanta por el último sistema, lo normal es que priorice la presencia de un medio de contención como Javi García para acompañar a un jugador “box to box”, como es Touré Yaya. Jesús Navas y David Silva ocuparían las alas, quedando como hombres más adelantados Negredo y Jovetic (siempre con la opción abierta de Edin Dzeko por el montenegrino, decisivo en su partido copero ante el Chelsea). En caso de salir con un 4-2-3-1, ahí podría tener cabida la figura del ya reaparecido Samir Nasri, en una línea de tres que complementarían Silva y Navas, con Negredo como única referencia en la punta de ataque.

En la portería Hart ya se ha hecho indiscutible y en defensa son fijos Zabaleta, en el lateral derecho, y el capitán Kompany, como central diestro. Lo normal es que Nastasic lo acompañe como pareja en el eje de la defensa, aunque tanto Lescott como Demichelis pueden erigirse como opciones válidas. Los tres son potentes, dominan el juego aéreo y van al choque con fuerza, pero sufren más con delanteros rápidos y habilidosos que con delanteros de perfil fijo o estático. En el lateral izquierdo, tanto Kolarov como Clichy responden a un perfil parecido: laterales profundos y con un marcado espíritu atacante, suelen tener muchas lagunas a la hora de hacer el repliegue defensivo. Kolarov parte con ventaja, aunque su calamitosa actuación en el partido de Premier ante el Chelsea le ha penalizado y ha visto como Clichy le ganaba el puesto de titular en los dos últimos partidos.

Un duelo, el del mañana martes, que va a medir a los dos equipos más goleadores del continente. El City acredita 117 goles después de la victoria conseguida el sábado y el Barça se ha estirado hasta los 111 después de la espectacular goleada endosada al Rayo Vallecano.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos