“Todo lo que puedo imaginar puede hacerse realidad”
Ueli Steck

El 10 de octubre de 2013, Ueli Steck ascendió y descendió, en solitario, el Annapurna por su cara sur en menos de 28 horas. No era la primera vez que se enfrentaba al coloso de más de ocho mil metros de altura sobre el nivel del mar, casi tres kilómetros de hielo y nieve que se eleva sobre la cordillera del mismo nombre en el Himalaya.

Steck emprendió esta nueva aventura con su compañero, el alpinista canadiense Dan Bowie, sin ninguna pretensión inicial de hacer cumbre. Una vez Bowie se retiró al no ver claro un ascenso tan técnico sin cuerda, Steck continuó en solitario. El suizo es un alpinista acostumbrado a realizar solos en cualquier parte del mundo. Y esta vez no desaprovecho las condiciones climatológicas que se dieron. Sin viento, decidió seguir adelante durante la noche. 28 horas después de abandonar el campo base, regresó asegurando que había hecho cumbre. No hay prueba de ello. Steck perdió la cámara de fotos durante el ascenso debido a una avalancha que enterró también uno de sus guantes. Tampoco llevaba localizador alguno. El testimonio del cocinero de la expedición que asegura que vio la luz del frontal en la cumbre aquella noche es la única prueba que presentó el experimentado alpinista apodado La máquina suiza.

A finales del mes de marzo se concedieron los premios Piolet d’Or. El Jurado, presidido por George Lowe y formado por los alpinistas y escaladores Denis Urubko, Catherine Destivelle, Sungmuk Lim, Erri de Luca y Karin Steinbach, no dudó en conceder tan prestigioso premio por segunda vez a Steck ex aequo con los alpinistas canadienses Ian Welsted y Raphael Slawinsky que hicieron cumbre por primera vez del K6 (7040 m) en Pakistan, por su cara noreste.

Steck se ha labrado su prestigio a golpe de piolet y crampon o escalando con sus pies de gato y las manos impregnadas de magnesio, en las montañas y rocas más famosas del planeta. Carpintero de profesión, se hizo escalador a los doce años de edad. Empezó escalando el Eiger en los Alpes de su Suiza natal. En 2003 alcanzó la cima en 4 horas y 30 minutos. En 2007 se supero en más de treinta minutos. Un año después volvió a batir su propio récord en solo –sin protección– tras hacer cumbre en 2 horas y 47 minutos.

No le llaman la máquina suiza en vano. Steck es un perfeccionista. Entrena de forma compulsiva. Planifica cada proyecto hasta el mínimo detalle, desde el entrenamiento puramente alpino, pasando por correr para mantenerse en forma o siguiendo una estricta dieta.

Mi principal fuente de inspiración es la sed de aprender, y soy muy consciente de que el saber te hace libre. Para adquirir conocimientos, tienes que esforzarte en aprender. Para ser libre has de sentirte cómodo y, para estar cómodo, debes entrenar a menudo y con toda tu energía. Si quieres ser de verdad polivalente y llegar al máximo nivel, necesitas conocer cada actividad a fondo, poner toda tu pasión y, sobre todo, asumir que, aunque a veces te sientas como un principiante, ese es el camino para continuar aprendiendo, especialmente si se trata de varias disciplinas complementarias, pero con un objetivo común: el éxito.

El Annapurna siempre ha sido su máxima obsesión. En 2007 fue golpeado por una roca y se precipitó más de 200 metros pero logró sobrevivir pese a perder el conocimiento y ser rescatado. En mayo de 2008, una amenaza de avalancha volvió a impedirle realizar su sueño- Aun así, una semana después subió a rescatar a los alpinistas Horia Colibasanu y Iñaki Ochoa de Olza sin conocer la ruta de la arista donde se encontraban. Durante el rescate consiguió convencer al rumano Colibasanu para que descendiera después de pasar 7 días por encima de 7.000 m. Ochoa de Olza murió en presencia de Steck esperando a que llegara el mejor himalayista del mundo, Denis Urubko, portando botellas de oxigeno. Se dio la coincidencia que durante el ascenso se cruzó con el único escalador de la expedición que consiguió hacer cumbre, Alexéi Bolótov, con quien intercambió las botas. Bolótov, dos veces ganador del Piolet d’Or, falleció el pasado mes de mayo de 2013 en el Everest, al precipitarse 300 metros en presencia de Urubko cuando trataban de abrir una nueva ruta por el centro de la pared suroccidental. Una ruta que no había hecho nunca nadie.

2-ueli-steck

Por fin, en 2013, Steck completó su sueño de hacer cumbre en el Annapurna. La gente que realmente entiende de que va esto de subir en solitario una montaña, sea para hacer cumbre o sea para rescatar a un compañero arriesgando la vida, no pone en duda de que la máquina suiza hizo cumbre. Su palabra está por encima de todo. Pero no todo el mundo es tan fácil de convencer –en la revista Desnivel se puede leer sobre la polémica a raíz del premio que se le ha concedido–. Pero queda claro que la comunidad alpinística está segura de que lo volverá a conseguir, incluso batiendo su propio récord. Porque nadie duda de que Ueli Steck es el mejor velocista en la alta montaña.

Logros destacados:
1995 cara norte del Eiger, ruta Heckmair (1.800 m)
1998 Mönch, Haston couloir, solo en 3,5 horas (1.000 m)
1999 cara Eiger noreste (ruta Lauper), solo en 5 horas (1800 m)
2000 Cara norte del Eiger, ruta Yeti, segundo ascenso (7c/A0)
2000 Cara norte Mönch, Direttissima, primer ascenso (1000 m M5/Wi5)
2001 Grandes Jorasses Walker Spur, ascensión invernal (1.200 m)
2001 Cara oeste Pumori, primer ascenso (1400 m grado M4/80 hielo) junto a Ueli Buhler
2001 Cara norte del Eiger, primera ascensión a través de “La Araña Young” (1800 m M7/WI6; 7a/A2)
2002 Mount Dickey , Alaska, cara este, primer ascenso por la ruta “La sangre de la Piedra” (1700 m M7 + EA6 5.9/A1)
2002 / 03 Dos intentos de Jannu cara norte (7710 m) de Nepal, junto a Erhard Loretan
2003 Punta Garza (Patagonia)
2003 Cara norte del Eiger, La vida es Silbar redpointed, (900 m 7c)
2003 Cara norte del Eiger, Paciencia, primera ascensión (900 m 8a) con Stephan Siegrist.
2004 Trilogy Eiger, Mönch y Jungfrau (caras norte) en 25 horas
2005 (Khumbu -Express) Primera ascensión en solitario de este rostro Taboche (6515 m) y la cara norte Cholatse (6440 m)
2006 Cara norte Matterhorn, ascensión en solitario
2006 Cara norte del Eiger, ascensión en solitario del invierno de “La Araña joven”
2006 Gasherbrum II Este (7.772 m) la cara NE, primera ascensión
2007 Eiger cara norte, ruta Heckmair, récord de velocidad en 3:54 horas, solo
2008 Eiger cara norte, ruta Heckmair, récord de velocidad en 2:47:33 horas, solo
2008 Grandes Jorasses cara norte, Colton-McIntyre ruta velocidad récord en 2:21 horas, solo
2008 Tengkampoche cara norte (6500 m, Nepal) con Simon Anthamatten, primera ascensión en estilo alpino (sin tornillos, sin cuerdas fijas, cuatro días para el ascenso y descenso) ganador del Piolet d’ Or
2008 Cara norte del Eiger, Paciencia, primera ascensión en libre (900 m 8a) con Stephan Siegrist. Esta ruta representa la ruta más difícil escalada en roca en la cara norte del Eiger
2009 Cara norte Matterhorn, Schmid ruta velocidad récord en 1:56 horas, solo
2009 Gasherbrum II, ascensión en solitario
2009 Makalu, ruta normal
2011 Shisha Pangma cara sur en solitario en 10:30 horas
2011 Cho Oyu, a través de la cara noroeste (ruta normal), 18 días después de la ascensión en solitario Shisha Pangma
2012 Everest, a través del Collado Sur – cresta sureste (ruta normal) sin oxígeno suplementario
2013 Annapurna, ascensión en solitario a través de la cara sur

Premios:
2008 Premio Eiger por sus actuaciones alpinistic
2009 Piolet d’Or por su nueva ruta en la cara norte con Tengkampoche Simon Anthamatten
2010 Premio Unterkircher Karl por su versatilidad escalada
2014 Piolet d’Or por su ascensión en solitario de la cara sur del Annapurna

Publicaciones:
– National Geografic: Solo, Ueli Steck, 2005.
– National Geografic: Speed, Ueli Steck, septiembre 2010.

Fotos: Dan Patitucci