Tywin Lannister anima el Mundial de rugby

Se suele hablar de los discursos que dan los entrenadores antes de un gran partido. Palabras y gestos que rara vez salen de ese santuario que componen las cuatro paredes de un vestuario y que, por tanto, nos llaman la atención, por su secretismo y su relevancia en el resultado de los grandes eventos. La motivación es clave y estos discursos a veces se convierten en leyenda. Personalmente he vivido algunos de ellos, cuando jugaba a rugby, y debo decir que si al entrenador de turno se le daba bien, aquel día salías a matar o morir en el césped. Ya veterano y como capitán durante una temporada del segundo equipo de mi club, también me tocó dar algunos.

Unos rezan, como la selección de Brasil motivada por Cafú, otros hacen uso de las tecnologías, como Pep Guardiola en la final de Roma con un vídeo motivador que hizo llorar de emoción a más de un jugador. Y otros entrenadores se implican tanto que acaban en un mar de lágrimas ellos mismos, como Ian McGeechan, en un speech para los British Lions que pone la piel de gallina.

Estas escenas han sido frecuentemente representadas en el cine. A todos nos vienen en mente grandes trabajos como el de Al Pacino en Un domingo cualquiera, el de Kurt Russel en Milagro sobre hielo o el de Gene Hackman en Hoosiers (me permitiréis que los linkee en versión original).

En esta ocasión, el actor Charles Dance, quien en la popular serie Juego de Tronos da vida de forma magistral al patriarca de los Lannister, Tywin, participa como buen británico en la promoción del Mundial de Rugby de 2015, que se jugará entre el 18 de septiembre y el 31 de octubre de 2015 en Inglaterra y Gales. El actor, con toda su fuerza escénica, da un discurso que vale la pena ver.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos