Todo a punto para vibrar con la Zegama-Aizkorri

Un año más. Ya está aquí. Llega el final de la primavera y con él una de las citas más esperadas del trail running mundial. El próximo domingo vuelve la mítica Zegama-Aizkorri, la maratón de montaña que todo el mundo desea vivir y correr una vez en la vida. Con sus 42.195 km y 2.736 metros de desnivel positivo de sufrimiento, felicidad y satisfacción que recorren el macizo de Aratz y la Sierra del Aizkorri. Configura además la primera prueba de las Golden Trail World Series.

Este año ha sido, una vez más, de récord. Más de 10.000 soñadores se han preinscrito para estar en la línea de meta de la Zegama-Aizkorri pero solo 500 afortunados finalmente estarán el domingo a las 9h a punto para empezar a correr. A punto para palpar la emoción y el respaldo del público, para notar el sudor y la piel de gallina y para sentir el barro, el clima y toda la épica en cada metro, en cada zancada. Su dificultad y tecnicidad es conocida, pero su belleza también. Cada uno de los corredores tendrá la oportunidad de correr por los picos más altos de Euskadi: Aratz, Aizkorri, Aketegi y Andraitz y pisar sus piedras resbaladizas, tramos escarpados de roca viva, zonas arboladas y pastizales de altura.

A las 9 de la mañana se dará el pistoletazo de salida para que empiece la fiesta. Los corredores partirán del centro de Zegama para dirigirse hacia el monte Aratz (1.445 m), el primero de los cuatro, situado en el kilómetro 16. Desde allí seguirán hasta uno de los puntos más famosos de la prueba, Sancti Spiritu, en el kilómetro 19, donde se eriza la piel, se escuchan los gritos de ánimo y los aplausos que acompañan a los corredores hasta coronar el Aizkorri (1.523 m) en el km 22,5, la mayor cuesta de la carrera. Un tramo donde, a pesar de querer pararse a caminar, el ánimo y el calor del público impiden hacerlo. Y desde aquí, los participantes suben hasta la cima del Aketegi (1.551 m), en el km 23,2, para bajar y volver a subir hasta el Andraitz (km 30) añadiendo dolor, cansancio y felicidad a las piernas. Y siempre acompañados de esta conexión inexplicable que nace junto a los espectadores. Y no solo de los espectadores, también de los más de 500 voluntarios, imprescindibles, que cuidan cada detalle para que todo salga redondo.

Sin embargo, la adrenalina empezará el viernes por la tarde, con la quinta edición del emocionante Kilómetro Vertical. Hasta 250 participantes saldrán desde el pueblo de Zegama para completar el recorrido que cuenta con un primer tramo neutralizado hasta el km 2,2 y 3 km más cronometrados hasta coronar el Iraule (1.520m) tras acumular 1.015m de desnivel positivo. Los candidatos a la victoria son, en categoría masculina Oriol Cardona, Joseba Diaz, Iñigo Lariz, Josep Morales y Oscar Basantes y entre las chicas se disputaran la primera plaza Clàudia Sabata, Alba Xandri, Ainhoa Sanz y Igone Campos, entre otras. Los más jóvenes también tendrán su espacio en Zegama con la Zegama Junior, una carrera de 10,4 km y 505 m de desnivel acumulado, que arrancará también el domingo a las 10:30h.

Kilian Jornet, el hombre que ha ganado la Zegama-Aizkorri cinco veces consecutivas vuelve a ponerse el dorsal para disfrutar de una de sus carreras favoritas. Jornet, que apenas ha competido en esquí de montaña este invierno, se las tendrá que ver con el actual récordman de la carrera, el noruego Stian Angermund-Vik, que lo consiguió en 2017 con un tiempo de 3h45:08. Ambos tendrán al lado al corredor de casa, Aritz Egea, del Salomon Iati Team, que se conoce el terreno como la palma de su mano y al joven suizo Rémi Bonnet, vencedor de la pasada edición. También estarán en la línea de salida el polaco Bartlomiej Przedwojewski, tercero el año pasado y el catalán Oriol Cardona, que se llevó un brillante quinto puesto en 2018. Sin olvidar otros grandes nombres como Alexis Sévennec, Andy Wacker o Petter Engdahl, que le sumaran emoción a la prueba.

En categoría femenina la expectación no es menor. Maite Maiora, poseedora del récord femenino (4h34:27), conseguido en 2017, volverá a estar en la línea de salida para defenderlo. Junto a ella, otras dos corredoras vascas, Oihana Kortazar, ganadora en 2011 y 2012 y Oihana Azkorbebeitia, cuarta en 2017. Y otras atletas que vendrán de lejos como la estadounidense Megan Kimmel, que hace unas semanas acababa tercera en la Transvulcania, la joven promesa noruega Yngvild Kaspersen, que ganó la carrera en 2016 y recientemente acabó primera con récord en la media maratón de Transvulcania y en el Trail Cap de Creus, y la corredora del Salomon Iati Team Eli Gordón, que obtuvo un octavo puesto el año pasado. Compartiendo kilómetros con ellas también estarán Vic Wilkinson, Amandine Ferrato o Sandi Nypaver.

Todo este espectáculo en una carrera que da el pistoletazo de salida a las Golden Trail World Series, un circuito compuesto por las pruebas de montaña más emblemáticas del mundo.

La carrera, en la que estará presente la Euskal Selekzioa al completo, con 16 corredores y corredoras, se podrá seguir desde cualquier lugar del mundo ya que se retransmitirá en tiempo real por streaming a través del Facebook de la Zegama Aizkorri y de las Golden Trail Series y en EITB. También se hará un seguimiento exhaustivo en directo por las redes sociales de la carrera y de Salomon; el hashtag oficial será #Zegama19.

Fotos: Aritz Gordo

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos