BoPRbxWIUAAPY36 (620 x 465)

Esta tarde se ha presentado en la sala Auditori 1899 el nuevo portero del FC Barcelona, el alemán Marc Ter Stegen. El guardamenta procedente del Borussia Mönchengladbach ha fichado por 5 años, con un coste de 12 millones de euros y una cláusula de rescisión de 80.

Andoni Zubizarreta, director técnico del club, lo ha acompañado y ha respondido también a varias preguntas de la prensa. El vasco ha comenzado su alocución dirigiéndose a Ter Stegen para avisarle de que «ser portero del Barça es difícil, uno de los grandes retos del fútbol». Ha calificado al jugador de «ágil, rápido, decidido, con buen juego aéreo y que se relaciona bien con la línea defensiva. Y tiene gran margen de mejora. No es un portero que juega con los pies, sino un gran portero que, además, juega muy bien con los pies».

En la presentación se han podido despejar algunas de las incógnitas en torno al fichaje. Zubizarreta ha desvelado que la primera vez que se fijaron en el alemán fue hace tres años, via Ricard Segarra. A pesar de nombrar a algunas de las personas que han trabajado para hacer realidad el fichaje, Zubi no ha echado balones fuera ni ha escurrido el bulto y se ha declarado responsable total del fichaje, pase lo que pase. Así mismo, ha afirmado que, a pesar de las dificultades con el caso de la sanción FIFA, el portero siempre ha confiado en que vendría al club azulgrana.

Las primeras palabras de Ter Stegen en Barcelona han sido en castellano: «Gracias. Aún no hablo bien ni español ni catalán. Es importante para mí hablar español, voy a intentarlo. Muchas gracias por el recibimiento, me alegro de estar aquí y espero tener éxito con el Barça». Tras un vídeo con algunas intervenciones del cancerbero en la Bundesliga, ya en alemán y demostrando mucha tranquilidad, Marc ha dicho no sentirse intimidado por la siempre complicada portería culé. Ha tenido tiempo de hablar de Valdés, al que ha recordado como «un portero extraordinario, que ha hecho mucho por el club y ha ganado mucho», pero que él tiene su propio estilo, que cree que adaptará sin problemas al Barça. «Me estoy desarrollando, estoy evolucionando. Mi referencia siempre ha sido Oliver Kahn».

Preguntado sobre el Mundial para el que no ha entrado en la lista, no parece haber mal que por bien no le venga al alemán. «Así el traslado a Barcelona será más fácil y podré centrarme en el club. Sé adónde llego». También despejó de puños las preguntas sobre presuntas ofertas de otros clubes —entre ellos el Real Madrid—, replicando que no lo interesan otros clubes, solo el Barça, «por su cultura de juego, es un placer verlos jugar. Ponen de buen humor incluso al que no le gusta el fútbol».

Pero si alguien estuvo felino atajando fue Andoni. Y es que no deja de sorprender que el periodismo deportivo siga teniendo la costumbre de mezclar churras con merinas. En la presentación de Ter Stegen, el grueso de las preguntas para el director deportivo versaron sobre Cortois, Valdés, Luis Enrique, Xavi e incluso Fontás. Zubi tuvo que recordar varias veces que la cosa, hoy, iba sobre el nuevo portero del Barça.

Como brillante colofón, Mestre aseguró que el club invertirá lo que sea necesario para hacer un equipo competitivo. Y evitando “hacer un Faus”, no quiso hablar de dinero: «¿La cifra? No la diré». Bien. A ver si este verano no jugamos otra vez con las cartas marcadas…