Radek Stepanek

Los poetas malditos de la Davis

Decía Carlos Moyà que la Copa Davis es muy romántica. Pero los tenistas, quizás como tantos otros profesionales, no viven

En esta sección: