Guillermo Amor

Tito Vilanova, el hombre tranquilo

Guardiola gesticulando al límite del campo. Poseído y moviendo los brazos de manera endiablada, el de Santpedor es la viva

En esta sección: