Diego Costa

Diego Costa: el hambre

Corre cada balón como si fuera el último, emplea su descomunal potencia física para atropellar –a veces en todos los

La broma del Atleti

Hasta que no se demuestre lo contrario, que puede ser en Málaga el cuatro de enero o en el Calderón

En esta sección: