Sport muerde al perro

El diario Sport dedica su portada de hoy al partido que el equipo de fútbol femenino del Barça disputa hoy en el Miniestadi ante el PSG, correspondiente a la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. La tapa del diario de Zeta ha despertado, por inusual, la sorpresa y las alabanzas de mucha gente, poco habituada a que no sean Messi, Suárez, Neymar o los rumores de fichajes quienes copen el protagonismo en los diarios cuando se produce un parón en la Liga.

Estamos tan acostumbrados a los arquetipos que cualquier cosa que se salga de lo habitual genera ese tipo de sensaciones. Y no podemos negar que resulta extraño que un negocio como el de la prensa deportiva –porque es eso, un negocio– decida dedicar su primera página a algo que no vende. Al menos por ahora.

Lo que vende es lo de la acera de enfrente, el lanzamiento de nombres y rumores al más puro estilo de la portera de Núñez y que, en muchas ocasiones, se convierten en fichajes que nunca fueron. En este país y en términos de audiencia, guste o no, no existe el gusto por el deporte más allá del fútbol y, si me apuran, de Barça y Real Madrid. La presencia del resto de los deportes se limita a los éxitos puntuales de Rafa Nadal, a las desgracias de Fernando Alonso, a tapar los fracasos de los clubes de fútbol con los éxitos de sus secciones de baloncesto, a la actuación de los jugadores españoles en la NBA (por españoles, no por sus equipos) o al espacio que, de tanto en tanto, consiguen algunas selecciones de deportes considerados minoritarios.

portada sport

La cosa es peor aún si hablamos de deporte femenino. Hemos conocido el bádminton –un poquito, sin exagerar– gracias a Carolina Martín, pero mucho nos tememos que dejaremos de prestarle atención en cuanto la onubense deje de ganar. Sabemos quién es Laia Sanz en el Dakar porque durante unos días aparece en la tele, nos acordamos de Ruth Beitia cuando llegan los Juegos Olímpicos y hablamos de tenis femenino más por las polémicas sobre el dinero que deben ganar que por la emergente carrera de Garbiñe Muguruza.

Por eso, que el diario que dirige Ernest Folch desde hace unas semanas decida poner el foco sobre el fútbol femenino es una buena noticia. Que sea el Barça ayuda, naturalmente, pero si queremos abrir nuevas puertas a un periodismo que vaya más allá de rumores, campañas mediáticas, polémicas sobre Periscopes y chorradas varias, la portada de hoy es un primer paso.

Reza el viejo aforismo de las facultades de periodismo que la noticia no es que un perro muerda a un niño, sino que sea éste quien muerda al animal. Hoy, Sport ha mordido al perro con su portada de fútbol femenino. El tiempo dirá si el mordisco será una anécdota puntual o la primera piedra de algo más consistente.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos