Sin orquesta, desconcierto

messiajax

El Barça se impuso de manera cómoda en su estreno en Champions frente al Ajax de Amsterdam por un contundente 4-0 gracias a un hat-trick de Messi y a un gol de Piqué. La victoria maquilla la falta de brillantez exhibida por los azulgrana, que llegaron a ceder el control del partido. Haciendo un abultado uso del pase en largo, la propuesta del Tata obvió lo que otrora fue eje del equipo: su centro del campo. Esta victoria, combinada con el resultado del otro partido del grupo (Milan 2 – Celtic 0) deja a los culés como líderes del grupo H.

Los primeros minutos de juego pusieron de manifiesto la desigualdad entre ambos equipos, aunque el Barça no logró traducir su dominio en ocasiones y pecó de imprecisión en los numerosos desplazamientos largos, rasgo este con denominación de origen rosarina. Apenas superado el minuto 20, una fuerte entrada a Messi en la frontal del área colocó al argentino en una posición ideal para su estupendo golpeo. El astro azulgrana no suele desaprovechar esas oportunidades, y esta vez no fue diferente, puesto que lanzó un milimétrico chut al palo del portero que se coló en la portería holandesa, convirtiéndose en el primer gol culé de la presente Champions.

El gol relajó al Barça y el Ajax tomó el control del partido. El equipo del ex-blaugrana Frank de Boer se mostró cómodo con el balón ante un pasivo Barcelona que se limitó a contragolpear. Los del Tata, irreconocibles por momentos, mostraron serias dificultades a la hora de crear ocasiones desde el ataque estático. Antes del descanso, Duarte fusiló a Víctor desde la frontal, aunque el tiro, demasiado centrado, fue atajado por el de l’Hospitalet, que ya antes había detenido un buen remate de cabeza de Van Rhijn tras un estupendo centro de Bojan.

Los jugadores abandonaron el terreno de juego, no así el desconcierto entre los aficionados que, por primera vez en años, no sabían a qué estaba jugando su equipo. En la segunda parte no cambió el guión y en una contra Messi, siempre Messi, batió por segunda vez a Vermeer a pase de Busquets. El conjunto ajaccied, falto de fe, se dejó llevar y ambos equipos intercambiaron largas posesiones estériles, más interesados en escuchar el silbato final que en acercarse al área contraria.

En esas estaba el partido cuando Neymar, a la salida de un córner, se inventó un centro inverosímil que Piqué envió al fondo de las mallas para situar el 3-0 y dar carpetazo al encuentro. Con el partido ya sentenciado, Martino dio entrada a Xavi y Pedro, que substituyeron a un gris Cesc y a Neymar, más incisivo que decisivo en sus acciones. Messi redondeó su actuación con su tercer tanto en el 75. Sólo un minuto después, los holandeses tuvieron la oportunidad de hacer el del honor después de un claro penalti de Mascherano que lanzó Sigthorsson y que fue detenido por Valdés, el mejor de la noche junto al de siempre. Bartra, a diez minutos del final, hizo su debut esta temporada sustituyendo a Piqué.

El resultado final dará calma tanto al técnico como a los aficionados, a la espera de ver cuál es la propuesta de juego que quiere implementar el nuevo entrenador. Mientras tanto, el Barça deja más dudas que certezas, aunque entre toda la bruma emerge una inquietante sensación: al otro lado del espejo del Tata no se halla Guardiola.

FICHA TÉCNICA

Campo: Camp Nou, 79.412 espectadores.

FC Barcelona: Valdés, Alves, Piqué (Bartra 80’), Mascherano, Adriano, Cesc (Xavi 71’), Busquets, Iniesta, Alexis, Messi y Neymar (Pedro 71’).

Ajax de Amsterdam: Vermeer, Van Rhijn, Denswil, Moisander (Van der Hoorn 74′), Blind (Schöne 78′), De Jong (Serero 58’), Poulsen, Duarte, Sigthorsson, Bojan, Boilesen.

Árbitro: Svein Oddvar Moen (Noruega). Amonestó a Moisander (23’) y Denswil (84′).

Goles: 1-0, Messi (22′). 2-0, Messi (55′). 3-0, Piqué (68′). 4-0, Messi (75’).

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos