Simone Moro, Álex Txikon y Ali Sadpara llegan a la cumbre del Nanga Parbat

El Nanga Parbat (8.126 m) ya tiene su primera cumbre invernal. El alpinista vasco Álex Txikon, el paquistaní Ali Sadpara y el italiano Simone Moro lo han conseguido hoy después de una larga jornada que empezaba a primera hora de la mañana desde los 7.200 metros del C4.

[amazon_link asins=’8498294037′ template=’ProductAd’ store=’ocusido-21′ marketplace=’ES’ link_id=’aab65f3a-ebc6-11e7-b9ac-253b6c92a9f6′]

A las 15:37 horas de la tarde, hora pakistaní, los tres miembros de la improvisada expedición alcanzaban los 8.126 metros de altitud. La italiana Tamara Lunger, que primera hora de la mañana partía junto a sus tres compañeros, se quedó a unos pocos metros de conseguir la cima.

Por su parte, Simone Moro se convierte, con la cima del Nanga Parbat, en el alpinista con más primeras invernales a ochomiles puesto que ya había conquistado el Shisha Pangma (2005), Makalu (2009) y Gasherbrum II (2011). Estas cuatro cumbres invernales superan las tres que acumulaban desde los años ochenta los polacos Jerzy Kukuczka (Dhaulagiri en 1985, Kangchenjunga en 1986 y Annapurna en 1987) y Krzysztof Wielicki (Everest en 1980, Kangchenjunga en 1986 y Lhotse en 1987). Cabe recordar que Kukuczka holló el 15 de febrero de 1985 la cumbre del Cho Oyu como líder de expedición, acompañado por Andrzej Heinrich, aunque tres días después de que lo hicieran por primera vez los otros dos miembros de la expedición, sus compatriotas, Maciej Berbeka y Maciej Pawlikowski.

Igone Mariezkurrena, pareja de Txikon y responsable de la comunicación de la expedición ha sido la encargada de relatar minuto a minuto a través de Facebook el avance de los alpinistas hasta la cima.

Alex Txikon Nanga Parbat

El alpinista vasco lideraba un equipo internacional compuesto por el italiano Daniele Nardi y el pakistaní Sadpara como compañeros, ya que el catalán Ferran Latorre y el polaco Janusz Golab, que originariamente formaban parte de la expedición, no habían viajado a Pakistán finalmente. Los tres alpinistas tenían intención de utilizar la ruta Kinshofer. Por su parte, los italianos Moro y Lunger, se encontraban intentando llegar a la cima a través de la ruta por la que su compatriota Reinhold Messner intentara hacer cumbre en 2000.

Después del abandono de las otras dos expediciones que se encontraban en la vertiente del Diamir, Txikon decidió integrar a Moro y Lunger en su equipo. La experiencia del italiano en los ochomiles invernales, sin lugar a duda, habrá sido decisiva en el asalto definitivo a la cumbre.

Ahora mismo, los alpinistas, se encuentran en pleno descenso que les debería llevar a alcanzar el C4 (7.200m) de nuevo y pasar la noche allí antes de continuar en dirección al Campo Base.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos