Series Mundiales 2013: Boston Red Sox

redsox

Los Red Sox de Boston (Massachusetts) juegan en la División Este de la Liga Americana de la Major League Baseball (MLB). Han disputado once Series Mundiales, ganando siete. Fueron los ganadores de la primera Serie Mundial disputada en 1903 contra los Pittsburgh Pirates. Después ganaron cuatro más hasta que en 1918 los Red Sox traspasaron a Babe Ruth a los Yankees de Nueva York y sufrieron la peor racha de la historia del béisbol hasta que volvieron a ganar otra Serie Mundial, 86 años después. Esta mala racha se denominó «la maldición del Bambino». En 2004 consiguieron su sexta Serie Mundial después de levantar una eliminatoria contra los mismos Yankees, de tres partidos, ganado los cuatro siguientes. También han ganado trece banderines de la Liga Americana y siete títulos de divisón.

Los actuales propietarios del equipo de Boston, Fenway Sports Group, son los mismos propietarios del Liverpool Football Club de la Premier League en Inglaterra.

Los Red Sox llegan a estas Series Mundiales habiendo ganado la División Este con el mejor balance de victorias (97) y derrotas (65) de toda la Liga Americana. Tras la temporada regular han ganado a los Tampa Bay Rays en las Series de División con bastante superioridad, sin precisar los cinco partidos. En las Series de Campeonato han derrotado a los Tigers de Detroit, sin llegar al séptimo partido, en una serie muy igualada.

Durante la temporada regular el equipo sufrió una baja muy importante: Clay Buchholz desapareció de la rotación durante casi tres meses (18 de junio a 10 de septiembre). Buchholz era el lanzador más dominante de la MLB en aquellos momentos. No conocía la derrota. El equipo sobrevivió a ese percance gracias a la aportación de Felix Doubront y al John Lackey que lanzaba en Fenway Park, porque cuando lanzaba fuera no aportó casi nada al equipo. Jon Lester, si bien no ha tenido su mejor temporada, ha sumado muchas victorias (15) que fueron determinantes para ganar la división.

En post-temporada, por el contrario, Lester y Lackey han sumado importantísimas victorias mientras que Buchholz va de vacío hasta el momento y con un ERA de 5.40, muy lejos del 1.74 que promedió en temporada regular.

Donde si que no hay discusión es donde se cimienta el éxito del equipo en el pitcheo: el bullpen. La rotación está cumpliendo con creces con su trabajo. Junichi Tazawa, Craig Breslow y Brandon Workman no han concedido aún ni una sola carrera y Koji Uehara lleva 5 salvados. Una de las claves de estos playoffs. Los Red Sox no dudan en su victoria y cuando se ponen por delante en la pizarra es muy difícil levantarles el marcador.

La otra clave radica en la fe del equipo. Sin jugadores que dominen en las estadísticas de los grandes bates de la MLB, el equipo anota carreras sin muchos problemas. Hasta diez jugadores han conseguido impulsar algún compañero. Once jugadores han anotado carrera. Cuando el equipo tiene problemas siempre hay alguien del banquillo que entra al rescate. La fe y la paciencia son las dos grandes virtudes de un equipo que sabe ir detrás en el marcador y esperar su oportunidad. No desespera. Cree en él. John Farrell ha conseguido sacar al equipo de la depresión en la que se instaló la temporada pasada.

Y además, está David Ortiz. El dominicano, que cambió la historia de los Red Sox, está en un momento muy dulce. Ha conseguido anotar en los peores momentos del equipo como en el segundo partido de la serie de campeonato, tras perder el primer partido en Fenway Park, Ortiz conectó un Grand Slam para empatar en la octava entrada. En estos playoffs lleva 3 cuadrangulares y siete carreras impulsadas. Shane Victorino, por otro lado, fue el héroe en el sexto y último partido de las Series de Campeonato con un Grand Slam que acabó dando la victoria definitiva al equipo y llevándolos a las Series Mundiales justo cuando peor estaba al bate (2 de 23). Pero en el equipo todo suma, como Mike Napoli con sendos cuadrangulares que dieron dos victorias. El altísimo porcentaje de bateo de Jacoby Ellsbury (.400) y Xander Bogaerts (.500). Las seis carreras impulsadas por Dustin Pedroia en momentos claves de algún partido o las cinco de Jarrod Saltalamacchia que de receptor dirige al equipo con maestría. El equipo está muy preparado para ganar su octava Serie Mundial. Fe no le falta. We believe.

Comparte este artículo

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos