Run for charity o cómo ser un corredor solidario

Me considero un corredor solidario. Dono todos los kilómetros que corro a causas benéficas mediante la plataforma iwopi, participo en carreras solidarias donde una parte del dinero que pagamos religiosamente los corredores va destinado a ayudar a personas que lo necesitan y regalo el material deportivo que ya no uso o las camisetas de las carreras en las que he participado y no han acertado con mi talla en contenedores solidarios como el que se habilita en carreras como la BSS Behobia-San Sebastián. Pero aún así no lo soy lo suficiente.

Después de asistir a una conferencia atípica sobre el fenómeno Run for Charity que triunfa en medio mundo y no acaba de cuajar en nuestro país, me he dado cuenta de que no soy un corredor 100% solidario.

Primero de todo, llamar conferencia a Run for Charity como doble motivación no se ajusta a la realidad, porque más bien ha acabado siendo una mesa redonda entre conferenciantes y público asistente. Prácticamente todos los presentes han participado, cosa que es de agradecer. Podemos decir que todos hemos aportado nuestro grano de arena. Y básicamente de eso se trataba, nos presentaban la herramienta de crowdfunding solidario migranodearena.org.

¿Qué es esto del crowdfunding solidario? El crowdfunding consiste en la aportación económica de varias personas a una causa común. Cada persona dona la cantidad que quiere hasta conseguir una cifra fijada con anterioridad para llevar a cabo un reto.

«Migranodearena.org facilita la plataforma para poner en marcha el reto que cualquier persona se proponga. Correr un maratón o un medio maratón por ejemplo. Se encarga de recoger el dinero que la gente vaya aportando y a final de cada mes se lo transfiere a la ONG que se haya elegido con anterioridad, así de sencillo», explicaba Mercè Salas, responsable de comunicación de la Fundación Real Dreams, fundación que puso en marcha migranodearena.org y que desde su creación ha conseguido recaudar más de 1.800.000€ a favor de unas 900 ONGs.

¿De verdad es así de sencillo? Después de la primera aportación desde el público asistente ha quedado claro que sí es así de sencillo. El padre de un niño autista y un amigo con dos sobrinos con el mismo trastorno decidieron crear el reto de correr el maratón de Barcelona en migranodearena.org para recaudar dinero en favor de la investigación del trastorno del espectro autista. Fijaron una cantidad económica y van camino de superar su objetivo.

«El 100%, excepto el porcentaje que nos cobran por la utilización del pago a través de tarjeta de crédito, va a parar a la ONG. Migranodearena no cobra nada por su gestión», según Salas. «Este año, Zurich Marató de Barcelona y eDreams Mitja Marató de Barcelona apoyan la iniciativa de correr por una causa benéfica. Ya sólo falta que los corredores se animen a vincular sus retos personales en ayudar a los demás».

«El fenómeno Run for Charity mueve cifras millonarias en maratones como Nueva York, Boston o Londres, donde se recogieron hasta 46 millones de libras para causas solidarias. En Estados Unidos hay maratones donde no se puede participar si no se apoya una causa benéfica», explicaba Miquel Pucurull, corredor popular y miembro del Comité Promotor de la Zurich Marató de Barcelona.

pucurull

Pucurull corrió el año pasado el maratón de Barcelona por la investigación de la diabetes infantil y también lo va a hacer este año. «Que corra un señor de 75 años un maratón anima a mucha gente a sensibilizarse por la causa benéfica, y eso me motiva a seguir corriendo maratones. Ya he corrido 44 y la que me aportó mayor recompensa personal fue la del año pasado. La terminé a tres minutos del cierre del cronometraje, en cinco horas y cincuenta y siete minutos, pero la disfruté como nunca». Consiguió superar los 13.000 euros para la investigación de la enfermedad que sufren muchos niños, entre ellos su nieta de 14 años. «Mi reto inicial era conseguir 2.000 euros y lo tuve que ampliar hasta cuatro veces», algo que fue posible en parte gracias a una gran repercusión mediática. «Es importantísimo compartir por las redes sociales. Hoy en día sin Internet no somos nadie. El 60% de las aportaciones llegaron de gente que no conocía de nada, gente que se había enterado de mi iniciativa a través de las redes sociales. El dinero fue a parar a la Obra Social Sant Joan de Déu, lo comprobé en primera persona. Lo que demuestra que esta plataforma es fiable».

Meritxell Bellatriu, psicóloga deportiva y tercera conferenciante se encargó de sumar el aporte positivo del correr por una causa solidaria. «La motivación extra que supone correr por un reto solidario es enorme. No es fácil afrontar una carrera de 21 o 42 kilómetros. Todos los deportistas pasan por alguna fase donde la posibilidad del abandono se instala en la mente. A todos los corredores se les presentan pensamientos negativos. Correr por los demás puede aportar ese plus que te llevará hasta la meta», afirmó.

Cada corredor es un mundo. Todos intentamos buscar elementos externos que nos ayuden a terminar los retos a los que nos enfrentamos: una canción, pensar en la familia, picarte con otro corredor, engancharte a las liebres que llevan el ritmo de carrera que te gustaría mantener, correr con un amigo o una amiga, colocar a los familiares o amigos en los puntos kilométricos en los que supones que vas a sufrir… «Hay muchas herramientas para tener éxito en lo que cada uno se propone. Correr por el que no puede hacerlo es una más. Donde no eres capaz de llegar por ti mismo puedes hacerlo por otro», aseguraba Bellatriu.

Lo que queda claro que se necesitan este tipo de iniciativas. Correr comporta un beneficio personal muy grande. Ganamos en salud y autoestima, eliminamos tensiones y perdemos esos kilos de más que no deseamos tener. Si a ello sumamos el hecho de ayudar al que lo necesita «creceremos como personas». Pucurull lo hizo y lo volverá a hacer. Yo también lo voy a hacer. ¿Y tú? ¿Te apuntas al Run for Charity?

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos