¿Puede el Chelsea fichar a Messi?

En los últimos días, los rumores sobre la marcha de Leo Messi del Barça y el posible interés del Chelsea en hacerse con sus servicios han centrado buena parte de la actualidad del club azulgrana, amén del sobresalto informativo por el anuncio de elecciones en el club.

El argentino tiene una cláusula de rescisión de 250 millones de euros. No es para tanto al lado de los 1.000 millones de euros de Cristiano Ronaldo, pero en realidad es suficientemente grande como para que muy pocos clubes puedan pagarla sin incumplir el Fair Play Financiero que implantó la UEFA para todos los equipos que quieran licencia para jugar competición europea (Champions League o Europa Legue).

Según la norma creada por la UEFA para controlar la deuda de los equipos, los clubes sólo pueden gastar hasta cinco millones de euros más de lo que ingresan por un periodo de evaluación de tres años (a partir de la campaña 2014/15 la UEFA revisará las cifras de los tres ejercicios anteriores), y sólo pueden exceder este nivel con un límite de 30 millones de euros en las temporadas 2015/16, 2016/17 y 2017/18 siempre que esté cubierto por una contribución/pago directo del propietario(s) del club o de una parte relacionada. Los siguientes años el límite será menor, aunque la cantidad no está definida todavía.

Quedan  excluidos del cálculo de gastos los que tengan como objetivo la promoción del fútbol en categorías inferiores, y la inversión en estadios y campos de entrenamiento, gastos que suponen en la actualidad un porcentaje muy reducido del total (menor al 10%).

Para hacernos una idea de si el Chelsea de Roman Abramovich puede acometer la próxima campaña el fichaje de Messi es muy útil repasar cómo le ha ido económicamente al club londinense en las últimas temporadas.

Ingresos equipos europeos 2012-2013
Ingresos equipos europeos 2012-2013

Temporada 2012-2013

A falta de conocer de manera oficial los ingresos del Chelsea de la temporada pasada, la primera que entrará en el periodo de evaluación que debe iniciar la UEFA este año, según el último estudio Football Money League elaborado por la auditora Deloitte, la entidad dirigida por Abramovich ingresó la 2012-2013 un total de 303,4 millones de euros, ocupando el séptimo lugar en cuanto a ingresos. Muy lejos de los conjuntos que encabezan el ranking, con el Real Madrid en primer lugar con 518,9 millones de euros, seguido del FC Barcelona (482,6 millones de euros) y el Bayern (431,2 millones de euros).

En esa campaña 2012-2013, el Chelsea ganó la Europa League, recibiendo 20 millones de euros por ello. También fue subcampeón de la Supercopa de Europa y de la Copa Mundial de Clubes, semifinalista en las dos competiciones de copa nacionales, y tercero en la Premier League. Esto último le valió para ingresar 55 millones de libras.

Los ingresos comerciales del Chelsea aumentaron en 13,4 millones de libras (19%) en el curso 2012/13, ayudado por los contratos con nuevos patrocinadores como Delta y Gazprom, así como la renovación de su acuerdo de patrocinio en la camiseta con Samsung (18 millones de euros por año). Además, en 2013 el Chelsea renovó contrato con Adidas por 10 años a razón de 37,67 millones de euros por año, y por venta de camisetas el club recibió unos 16,3 millones de euros, siendo el cuarto equipo que más camisetas vendió con 910.000 elásticas (datos de un estudio de therichest.com).

En la parte de gastos, la temporada 2012-2013 el Chelsea gastó, sólo en fichajes, 108,2 millones de euros (dato Transfermarkt). A esto habría que sumar el gasto de personal, que según el informe “The European Club Licensing Benchmarking Report” publicado por la UEFA, es de una media del 64% de los ingresos en los clubes europeos.

Si hacemos caso a la media, el Chelsea gastó alrededor de 194,1 millones de euros en personal, lo que sumado al gasto en fichajes hace un total de 302,3 millones de euros, por los 303,4 millones ingresados. Apenas sobra 1 millón de euros. Y eso sin ‘intentar’ fichar a Messi.

Temporada 2011-2012

Una temporada antes, la del año de la conquista de la Champions League, el club inglés ingresó 322,6 millones de euros, 62,9 de ellos por proclamarse campeón de Europa, y se gastó 103 millones de euros en fichajes como los de Vilas-Boas, Meireles, Mata, Courtois, Cahil, Lukaku o Romeu entre otros.

Los gastos en personal fueron de unos 206,4 millones de euros, que sumados a los 103 gastados en incorporaciones, hacen un total de 309,4 millones de euros gastados por 322 ingresados. Sobran unos 13 millones de euros. Y eso sin ‘intentar’ fichar a Messi.

Suponiendo que los número de la temporada 2013-2014 acaben más o menos iguales viendo la tendencia y teniendo en cuenta que Abramovich únicamente puede poner de su bolsillo 30 millones de euros extra en fichajes el curso que viene, es difícil pensar que el Chelsea pueda acometer el fichaje de Messi sin incumplir el Fair Play Financiero de la UEFA. Y es que para conseguirlo no sólo debería ingresar mucho, sino que debería también vender muchos activos, hipotecando el futuro de la entidad en la compra de un jugador, y reducir el gasto en personal, cosa que sólo con la ficha de Messi parece poco probable.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos