¿Por qué renovar a Alves?

Porque en la plantilla no hay un lateral derecho mejor que él y porque pese a su dispersión en el mercado difícilmente el Barça encontrará a un futbolista tan competitivo como Dani Alves y porque, aunque cueste admitirlo, mejora al resto.  Es, como otras ocasiones, una cuestión de planificación y eso en can Barça muchas veces no se hace bien. En el momento en el que se conoció la sanción de la FIFA que impedía al Barça fichar hasta enero de 2016, el club tendría que haber sido más ágil en este caso, ver las opciones que tenía y tomar una decisión en este sentido.

Todos lo saben, la posición de lateral, el moderno carrilero es una pieza fundamental para el juego del Barça y de cualquier entrenador que llegue, y por eso no se puede experimentar con esta posición. Si Alves no es/era una opción de futuro, lo más inteligente hubiera sido abrirle poco a poco la puerta del equipo titular a Martín Montoya, pero en ningún caso tomar la decisión que se adoptó y firmar a un tipo como Douglas que más allá de su presencia en el centro de los rondos, poco más sabemos.

Lo sé, lo admito. Al barcelonismo no le gustan las payasadas de Dani, que aparezca continuamente como músico o como improvisado diseñador de modas sin venir a cuento, a muchos le pueden molestar sus excesos en instagram o ese look con el que desfila por la zona mixta del Camp Nou. Seguramente muchos culés piensan que Alves está extorsionando al cub con la aparición en escena de su representante, de su exmujer Dinorah Santa Ana, y esa rueda de prensa en la que no lloró por poco. Pero es lo que hay amigos, cada cual juega sus cartas. Alves quiere quedarse, pero no a precio de saldo -piensen que cuando se vaya hasta cobrará una prima de fichaje-, y el Barça, en el mes de abril, no sabe qué hacer. En realidad, el club se encuentra en un laberinto institucional del que respira gracias a los goles, que no al fútbol que despliega el equipo.

Aclárense: ¿Renovamos a Alves? ¿Se le da la titularidad a Montoya? ¿O…?  Olvídense, no hay otro plan.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos