Si hay algo que no cabe en una noche de Reyes son las pesadillas. Sin embargo, en la historia reciente del Barça hay una noche de 5 de enero que convirtió una cómoda victoria en un mal sueño en sólo diez minutos, los que tardó la Unión Deportiva Salamanca en endosar 3 tantos al once dirigido por Louis Van Gaal para acabar venciendo por 4 goles a 3. De eso se cumplen hoy 16 años.

Todo parecía tranquilo para el Barça cuando en el minuto 12, Sonny Anderson abría el marcador. Poco antes del descanso, Zegarra empataría y haría crecer la ilusión en niños y adultos salmantinos. En la reanudación, Luis Enrique (50′) y Giovanni (68′) parecieron sentenciar el choque. Pero el once de Chechu Rojo enloqueció con la misma velocidad con la que el de Van Gaal se dormía. En el minuto 80, el portugués César Brito recortaba la ventaja al transformar un penalti, y tres minutos más tarde lograba el gol del empate a 3 con un gran disparo desde la frontal. En ese momento, el entrenador holandés haría el único cambio del partido, dando entrada a Fernando Couto por Iván De la Peña, con la clara intención de aguantar el empate.

Luis Enrique, Rivaldo, Giovanni, Figo y compañía aún se frotaban los ojos cuando Walter Silvani, un delantero argentino que había entrado en la segunda parte, batía a Hesp (87′) para acabar de rematar al Barça.

El FC Barcelona terminaría ganando el Campeonato con 9 puntos de ventajas sobre el Athletic Club de Bilbao, que fue subcampeón. Para el Salamanca, los tres puntos engrosaron un casillero que le permitiría finalmente mantener la categoría. Pero aquella noche, la noche mágica de Reyes, fue la peor pesadilla para los ridiculizados jugadores culés.

UD SALAMANCA: Stelea, Corino, Paulo Torres, Pavlicic, Marco Lanna, JOsé Taira, Edu Alonso (Silvani, 83′), Zegarra, Rogério (César Brito, 64′), Vellisca, Pauleta.

FC BARCELONA: Hesp, Sergi, Bogarde, Reiziger, Celades, Luis Enrique, De la Peña (Fernando Couto, 84′), Giovanni, Figo, Rivaldo, Sonny Anderson.

Goles: 0-1 (Anderson, 12′); 1-1 (Zegarra, 43′); 1-2 (Luis Enrique, 50′); 1-3 (Giovanni, 68′); 2-3 (César Brito, 80′ pen.), 3-3 (César Brito, 83′); 4-3 (Silvani, 87′).