Palabra de Luis Enrique, noche de debate

14 de julio. Fiesta en Francia y verbena en la sala de prensa de la Ciutat Esportiva Joan Gamper. O eso es lo que se espera a eso de las 12 del mediodía cuando Luis Enrique comparezca ante los medios de comunicación por primera vez desde la final de Berlín, su renovación exprés y su partida de vacaciones.

Muchas son las preguntas que tendrá que afrontar el técnico asturiano. Su nombre ha estado en boca del candidato Josep Maria Bartomeu varias decenas de veces durante la campaña electoral. Se le preguntará si pidió expresamente a Arda Turan, si hizo lo mismo con Paul Pogba, qué opina de los rumores de salida de Pedro, de las prisas en la venta de Deulofeu y no estaría de más que le preguntaran también si se ha sentido utilizado durante esta campaña.

Es posible que a Luis Enrique le pregunten por Abidal, por Monchi, por su relación con Laporta, por cómo vive la campaña, por si –como socio que es– sabe ya a quién votará el sábado. Después de un mes largo sin saber de él, son muchas las preguntas que esperan una respuesta. Otra cosa es que Luis Enrique decida contestarlas de forma directa, regatearlas o, directamente, lanzar balones fuera.

El día acabará tan intenso como empezará con la celebración del único debate que contará con los cuatro candidatos a la presidencia del club. Después de que Josep Maria Bartomeu haya rehuido cualquier otra cita con sus contendientes, el Camp Nou será el escenario en el que él luchará por no perder votos y Laporta, Benedito y Freixa por ganar unos cuantos, especialmente entre aquellos socios que se muestran indecisos y que, pese a la falta de rigor de las pocas encuestas publicadas, parecen muchos.

14 de julio. Petardos en París, fiesta en Francia y verbena en el Camp Nou. Porque mañana, día 14, empiezan a decidirse las opciones de victoria en las elecciones. Y no solo en el debate nocturno.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos