Otra derrota a domicilio, ahora en Tel Aviv

Dos milagros seguidos son casi imposibles y por eso el Barça no ha ganado en la cancha del Maccabi. Porque remontar 6 puntos en un minuto en la cancha del Maccabi es eso, un milagro. Ha falta poco para realizarlo, solo una acción ingenua de Lampe a la hora de finalizar una magistral asistencia de Hezonja ha evitado otra heroicidad de los de Pascual.

El 70-68 final es un buen resultado de cara a la clasificación final, ya que después de tres jornadas solo el Madrid está invicto en el grupo, por lo que el average se antoja importantísimo si se quiere conquistar la segunda plaza del grupo. Pero mucho deberá mejorar el Barça si quiere aspirar a ello. Sin el acierto de los dos últimos partidos en el triple, el Barça ha sufrido en cada ataque.

Lo hace porque los scoutings han visto cómo el Barça sufre mucho para generar juego sin Olesson o Navarro en el puesto de dos. El marcaje a los bases se ha intensificado, los 2 contra 2 clásicos no existen y las canastas fáciles no aparecen. Lo que sí que existen son los espacios desde el perímetro, que está vez no ha sabido aprovecharlos, quedándose en un 5 de 24 que le ha lastrado todo el partido.

Por suerte hoy por dentro Tomic ha vuelto a parecerse al jugador que dominaba la pintura y ha mantenido a su equipo dentro del partido en las dos canastas, ya que en defensa ha intimidado mucho y ha punteado muchos tiros. Pero el resto de compañeros no le han ayudado, sobre todo el perímetro superado por la intensidad y velocidad de los exteriores locales, que se han comido a sus rivales.

A todos menos a un chico llamado Hezonja, que se merece mucho más minutos de los que tiene y que a punto ha estado de ganar el partido. Hezonja ha jugado 16 minutos, pero a día de hoy es el único alero que es capaz de generar juego, a lo Navarro. Y es de los pocos que no adolece de falta de carácter y atrevimiento, eso que tanto echa en falta Pascual.

Dos acciones suyas han estado a punto de dar la vuelta al partido. Un tiro de dos agotándose la posesión, más un robo y una buena defensa han permitido al Barça llegar con una última jugada para empatar o ganar. Ahí, ha asumido la responsabilidad, uno contra uno con los 4 restantes abiertos y se ha inventado una asistencia que ha dejado solo a Lampe debajo de canasta. Este se ha marcado un Montero y todo se ha terminado.

Por suerte, la igualdad en el grupo es total y la segunda plaza está a solo una victoria Pero hay se deben mejorar muchas cosas para no tener que jugársela en Moscú o Estambul para estar en Madrid. Olesson y Navarro no van a estar en un mes. Una losa demasiado importante para no dejar volar libre a Hezonja.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos