Orlandi’s Monday: No nos rendimos

 

CLICK HERE TO READ THE ENGLISH VERSION

5 derrotas de 5 partidos jugados… Creo que no se podía empezar peor. Pero la pasada temporada el Blackpool tuvo el mejor arranque liguero de su historia y al final se salvó por los pelos, así que esperemos que este año la historia sea al revés. El sábado volví a jugar y hasta que recibimos el primer gol creo que planteamos bien el partido. Pero en la situación en la que estamos no podemos regalar goles como lo estamos haciendo y fallar lo que fallamos de cara a la portería rival. Todos debemos mejorar, todos. Aunque parezca hablar por hablar, puedo asegurar que esta situación me motiva, porque para todo el mundo estamos muertos, nos dan por descendidos y entiendo que cuando consigamos salir adelante será el mayor logro de mi carrera, porque, amigos, aquí no se rinde nadie.

La semana tampoco fue tan mala. Jugamos un partido de la Lancashire Cup contra el Morecambe y conseguimos ganar, que no es poco dadas las circunstancias. Y los entrenamientos han sido positivos para el grupo. Todos sabemos que los partidos son otra historia, pero es un comienzo y pensando en el partido contra el Wolverhampton, dentro de dos semanas, tenemos el convencimiento de comenzar a darle la vuelta a esta situación.

Es un consuelo, al menos, ver como la afición sigue a nuestro lado y nos empuja a pesar de todo. Creo que el equipo no merece esta mala racha. Lo creo. Pero estoy convencido que quien no lo merecen son los hinchas. Pensad que los futbolistas también hemos estado al otro lado, en la grada, sufriendo por el equipo de nuestro corazón, y por eso entiendo esa frustración. Yo me enfado por perder, pero me rebelo por mi, por el equipo y por el hincha. Porque entiendo que nos debemos a todos ellos y tenemos que salir adelante como sea para devolverles todo su apoyo.

En casa ahora mismo estoy sufriendo una tortura constante. A Norah, mi hija mayor, le encanta cantar. Y no se nos ha ocurrido otra cosa mejor que regalarle un piano de Peppa Pig con micro incorporado que emite todo tipo de sonidos insoportables. O sea, que se ha convertido en mi banda sonora diaria. Próxima parada: la farmacia, kilos de paracetamol… ¡Esto no hay ser humano que lo aguante! Pero si ella es feliz… Cuando el sábado por la noche llegué a casa después del partido en Londres, hundido y cansado por el viaje, recibir el cariño de tu hija te da la vida… Hasta que encendió el dichoso piano, claro.

Hablando de todo un poco, ¿qué os parece el fichaje de Balotelli por el Liverpool? Conozco a Brendan y es, sin duda, el mejor entrenador que he tenido. Si le ha fichado es porque sabe que le puede sacar un gran rendimiento, aunque yo tengo mis dudas, no por su calidad, que es indiscutible, sino por su carácter. Mario está como una cabra, pero me cae bien. Ojalá le vaya bien y consiga convertirse en el gran jugador que todo el mundo espera. Lo tiene en sus manos, y sinceramente creo que es su última oportunidad.

Tengo, además, una anécdota divertida con él: cuando jugaba en Swansea, empezamos la andadura en Premier contra el Manchester City. Yo estaba en el banquillo y salí a calentar como se suele hacer en UK. Cada 15 minutos salen 3 y se van turnando. Me tocó calentar entre Agüero y Balotelli. ¡Desde que entrené al lado de Ronaldinho no me había sentido tan pequeño! Empecé a hablar con Mario en italiano. Lo típico, qué tal todo, te gusta la vida aquí, porque no juegas más… Y le pedí su camiseta, a lo que accedió sin problemas. «¡Sí, claro que sí, después del partido te la doy!«, me dijo muy amable. El partido acabó 4-0 para el City. Y él no jugó ni un minuto. Al bajar hacia el túnel de vestuarios nos miramos (yo como diciéndole: «¿te acuerdas? ¡La camiseta!») y él me hizo el mismo caso que mi hija cuando le digo que se porte bien. Se metió en su vestuario con una cara de enfado que no se olvida… Son cosas normales, los jugadores nos enfadamos mucho cuando no jugamos… ¿Lo bueno de todo esto? ¡Me quedé con la de Yaya Touré! Así que no fue un mal cambio.

Siguiendo con el tema locos simpáticos, nuestro último fichaje, Nile Ranger, es uno de los más chalados que he conocido. ¡Qué grande es! No había conocido a un tipo tan peculiar en toda mi carrera, tiene más tatuajes que años y un historial detrás que todos conocen, pero os puedo asegurar que tiene un corazón enorme. Es un chaval noble y además muy simpático. El sábado cuando salió cambió el rumbo del partido solo, creo que nos va a ayudar mucho porque tiene una calidad sobresaliente.

Ahora llega el parón por selecciones y tenemos dos semanas por delante para poder trabajar y mejorar. Tenía previsto irme unos días a España pero me quedaré aquí porque tengo que trabajar más que todos. Mientras estoy escribiendo esto he conseguido esconderle el piano a Norah. Espero que no lo encuentre por lo menos en los próximos 20 minutos. ¡Mi cabeza lo agradecerá!

Y para acabar os doy un dato que en época de vacas flacas me ha animado un poco. Diego Costa es el tercer español que consigue marcar un gol en la Premier League en su primer minuto de juego. Otro es Jesús Navas. ¿Y el tercero? Pues un servidor… Andrea Orlandi.

¡Ahora toca empezar a meterlos con el Blackpool!
¡¡Un abrazo a todos!!

¡¡Vamoooooooss!!

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos