Después de arrancar la temporada con una victoria en el Trail Menorca Camí de Cavalls, hoy Núria Picas ha cruzado la línea de meta de la Ultra SkyMarathon Madeira en tercera posición y con un tiempo de 6 horas y 57 minutos en una carrera muy técnica y exigente de 55,6 km y 4121 metros de desnivel positivo.

La batalla hasta línea de meta ha sido larga y dura, con contrincantes tan potentes como Ragna Debats, ganadora de la carrera, Emelie Forsberg, en segunda posición, Mira Rai o Hillary Gerardi. La prueba del archipiélago portugués, que forma parte de las Migu Run Skyrunner World Series, esconde un elevado grado técnico pasando por bosques y acantilados y con pasos que exigen trepadas de grado II en algunos casos expuestos. Por lo tanto, Picas enfrentaba a uno de los primeros retos más dificultosos de la temporada y con competidoras de alto nivel internacional.

La corredora catalana ha dosificado fuerzas y ha ido de menos a más. Partiendo desde Santana y sumando casi 1200 m positivos en sólo 7 km la carrera empezaba con una subida exigente siguiendo hasta la cima más alta de Madeira, Pico Ruvio, de 1861 m, donde Núria Picas se situaba en el top 10. A partir de aquí Picas ha aprovechado su punto fuerte, las bajadas, y en un largo descenso hasta el km 35 ha remontado posiciones para situarse en zona de podio, manteniendo el tercer lugar hasta cruzar la línea de meta.

“Es la primera gran carrera de la temporada y poder estar en este podio es muy especial. Me he sentido muy bien y estoy muy contenta del resultado ya que el nivel de las rivales era muy alto y la carrera era muy técnica y poco corredora; es un buen test de cara las próximas pruebas”, aseguraba Picas.

La próxima cita de Núria Picas será el 22 de junio en Italia, donde correrá la Lavaredo Ultratrail, de 120 km y 5800 metros de desnivel positivo.

Fotos: Skyrunning/Albert Jorquera