El expresidente del FC Barcelona, Josep Lluís Núñez, deberá ingresar en prisión en los próximos días, según un auto de la Audiencia de Barcelona. “El condenado deberá ingresar en prisión para el efectivo cumplimiento de la pena privativa de libertad en el plazo de diez días”. Así lo indica el auto del tribunal, que desestimó el último recurso presentado por los abogados de Núñez y que obliga al ex presidente a ingresar en la cárcel, como muy tarde, a finales de la próxima semana.

La información, publicada este jueves por el diario El País, explica que Núñez “no ha mostrado ningún arrepentimiento o contricción” y que “ni tan solo reconoce el delito por el que ha sido condenado”, dando cuenta de un comunicado de su empresa en el que “se presenta ante la opinión pública poco menos que como víctima de una injusticia”.

Condenado por participar en un entramado que sobornó a inspectores de Hacienda en Catalunya para lograr ahorros fiscales en los años 90, la defensa del ex presidente azulgrana solicitó el indulto al Gobierno y pidió a la Audiencia de Barcelona que suspendiese la ejecución de la pena mientras se tramitaba la medida de gracia, la cual fue rechazada hasta la actualidad, en que se ha sentenciado su ingreso inmediato en prisión, argumentado que su conducta fue “gravísima”.