NFL Power Rankings, Semana 5

Brady fingiendo estar acabado para que le dejen sentarse en el autobús
Brady fingiendo estar acabado para que le dejen sentarse en el autobús

Gran semana en la NFL la que cerraron la pasada madrugada los Seahawks contra los Redskins. Vamos con los power rankings de la semana 5.

1- Seattle Seahawks (3-1) (Posición de la semana anterior: 1)

Wilson puede correr, para sorpresa de los Redskins. Récord de yardas en carrera (122) para un QB en el Monday Night Football (como si por ser en lunes fuese más importante) para un touchdown a unir a sus 201 yardas por aire y dos TD. Victoria para los de Seattle por 27-17, que vieron como tres de sus anotaciones (las tres de Harvin) eran anuladas por los árbitros, comandados por Jeff Triplette, seguramente el más incompetente de la Liga. Los Seahawks no brillaron más allá de su QB, pero por plantilla y talento siguen siendo los principales candidatos a revalidar el título que ganaron el pasado febrero, a no ser que los árbitros tiñan de amarillo el césped como la madrugada pasada.

2- Denver Broncos (3-1) (Posición de la semana anterior: 2)

Dominante victoria en el Mile High de los de Manning, que lanzó su pase de TD número 500 a, cómo no, Julius Thomas, el tight end que todo jugador de Fantasy Football quiere tener. Luego siguieron tres pases más de anotación para cerrar una victoria que sirvió para dejar claro que a Arizona aún le queda para llegar a la élite de la NFL. Los Jets en pleno derrumbe los acogerán la semana siguiente.

3- San Diego Chargers (4-1) (Posición de la semana anterior: 4)

31-0 y a pensar en el siguiente para los Chargers. Magnífico partido de Rivers, otro más, y del running back novato Branden Oliver, con 114 yardas en carrera para un TD y 68 más en recepciones para otro TD. No hubo partido en ningún momento en la soleada ciudad californiana, que vio como Michael Vick substituía a Geno Smith (sin éxito, todo hay que decir) y fue también testigo del primero de los últimos partidos que disfrutará Rex Ryan como entrenador en jefe en bastante tiempo. Oakland, rival divisional, es el próximo que tendrá que pasar por el dentista.

4- Philadelphia Eagles (4-1) (Posición de la semana anterior: 11)

Después de los tres equipos que encabezan el ranking hay un vacío importante. Un par de escalones por debajo, en mi opinión, se hallan una serie de equipos que, ya sea por potencial o por inconsistencia, no están a la altura de los del podio. Coloco a los Eagles en la cuarta posición por su registro y porque tienen una habilidad asombrosa de sacar adelante sus partidos. Incluso contra San Francisco los tuvieron contra las cuerdas sin anotar un solo punto en jugada ofensiva. Los equipos especiales y la defensa volvieron a anotar y los huevos de media Philadelphia subieron a la altura de la garganta cuando, a falta de 4 minutos para el final, los lastimosos Rams tenían posesión para anotar y ganar un partido que llegaron a perder 34-7. Aún así, los Eagles de Chip volvieron a ganar y tendrán que enfrentarse a Eli y los Giants el domingo siguiente.

5- New England Patriots (3-2) (Posición de la semana anterior: 12)

Tom Brady no está acabado, ni mucho menos. Los Patriots no son la mejor franquicia de lo que llevamos de siglo por casualidad: viejos y con achaques, consiguen dominar a los grandes equipos cuando cuenta. Perdieron penosamente contra los Chiefs en un partido desastroso, pero el domingo sometieron a Cincinnati que, como siempre, en los grandes partidos hace el avestruz. Brady abusó una y otra vez de esa espectacular defensa que tienen los Bengals, la unidad defensiva de los Pats estuvo al nivel que debe estar y el juego de carrera funcionó, apoyado en la exhibición del número doce. A los Patriots les espera aún un largo camino para ser una potencia en la AFC este año, pero partidos como el de ayer sirven para demostrar que, bajo presión, siguen siendo muy buenos. Si se meten en playoffs, solo Denver estará por encima. Ah, y Garoppolo tendrá que esperar un poco más, así como los detractores del marido de la Bündchen.

6- Indianapolis Colts (3-2) (Posición de la semana anterior: 10)

Tercera victoria consecutiva de los Colts y primera ante un equipo de verdad (lo siento, Titans y Jaguars). En la previa, la victoria de los Colts dependía en exclusiva de Andrew Luck y de la protección que pudiese obtener ante un front seven dominante como pocos. A la hora de la verdad, fue la defensa de Indianapolis la que presionó a Flacco y lo capturó en cuatro ocasiones, mientras que Andrew Luck y su ataque se empeñaban en dar oportunidades a unos Ravens que, defendiendo en la Red Zone, son temibles. Es precisamente la unidad defensiva de los Colts la que los sitúa en la sexta posición. Si consiguen jugar así de forma consistente (Vontae Davis está a un nivel espectacular) y Luck elimina las dos o tres decisiones erráticas que tiene por partido, ojo a este equipo en la AFC. Y más considerando la división en la que están.

7- Arizona Cardinals (3-1) (Posición de la semana anterior: 3)

No todos los días te vas a enfrentar a Peyton Manning en temporada regular. No todos los días una de las mejores defensas del campeonato va a conceder 41 puntos. Aún así, el problema no estuvo tanto en la parte defensiva (aunque es imposible perdonar que Demaryius Thomas acabara con más de doscientas yardas cuando dices tener al mejor shutdown corner en tu equipo), que también, como en el inoperante ataque. Stanton, que se fue con una posible conmoción, tuvo muchos problemas para conectar con sus receptores y superar la presión del front seven de los Broncos. Logan Thomas, novato protagonista de grandes jugadas en la pretemporada, demostró estar muy verde, aunque hay que considerar la velocidad y calidad del rival que tenía enfrente. Arizona tiene calidad de sobra para recuperarse de esta dura derrota, pero qué dolor van a provocar esas casi quinientas yardas (479) por aire permitidas. Y habrá que ver qué pasa con su QB, una posición en la que ya no había demasiado talento antes de que se lesionase su titular.

8- San Francisco 49ers (2-2) (Posición de la semana anterior: 9)

Victoria agónica y luchada de los Niners ante otro equipo sin tampoco mucho lustro. Los Chiefs, como los de la bahía, son de correr mucho la pelota y delegar en su potente defensa para frustrar al adversario. Kaepernick sigue sin parecer mucho mejor que Alex Smith, pero a este se le vio el cartón en los minutos finales: a pesar de haber cuajado un buen partido durante los primeros cuartos, fue incapaz de conseguir que su equipo consiguiera anotar en el último, lanzando finalmente una interceptación que cerró el partido. Gore corrió por más de cien yardas y el partido lo decidió un falso punt de San Francisco y la eficacia de su kicker, Dawson. En estos días en los que parece que Harbaugh no seguirá entrenando en el Levi’s Stadium, convendría recordar el plus que supone a sus equipos en noches como la del domingo.

9- Cincinnati Bengals (3-1) (Posición de la semana anterior: 5)

Los Bengals perdieron a lo grande contra los Patriots. Como era de esperar. Y aunque, desgraciadamente, toda la culpa no puede ser atribuible a Andy Dalton, el hermano secreto de Pippi Langstrump volvió a las andadas en un partido de los gordos. Sí, sus receptores podrían haber soltado a sus hijos en brazos en la noche del domingo si el QB se los hubiese lanzado (no veo nada de descabellado en la idea de dejar que Dalton lance a tus hijos), pero falló algunos envíos que debería hacer rutinariamente. La defensa, por otro lado, que se antojaba invencible sucumbió al acabado Brady y su equipo de entrenadores no logró una respuesta contra el QB en todo el partido. Seguramente, en unas semanas me veré obligado a subirlos de nuevo en el ránking, porque estos Bengals tienen calidad suficiente tanto como para estar más arriba (en la posición cuatro) como para ganar a todos los equipos inconsistentes de la Liga (unos 29), pero, hasta que no demuestren lo contrario, voy a seguir pensando lo mismo: grande contra los débiles, pequeño contra los grandes. El perfecto epitafio de su QB.

10- Baltimore Ravens (3-2) (Posición de la semana anterior: 6)

Derrota fea ante los Colts, pero a pesar de no lograr casi nada en ataque durante sesenta minutos, estuvieron cerca de ganarlo y la bomba de Flacco hacia Brown en los instantes finales hizo que varios aficionados de los Colts (me incluyo) cerraran los ojos y rezaran. Joe Flacco, lejos de su mejor versión, estuvo a centímetros de ganar el partido. Eso son los Ravens. Y lo son, principalmente, por una defensa espectacular. En su Red Zone no anota ni una selección mundial. Bárbaros, como bárbaro fue Mosley, que estuvo en todos sitios. Hay esperanza para ellos, quizá no de ganar la división, pero sí de conseguir la Wild Card. Y ojo. Los Ravens en playoffs son plato de mal gusto.

11- Dallas Cowboys (4-1) (Posición de la semana anterior: 15)

Mucho me temo que los Cowboys están topando con su límite esta semana, pero por su registro es imposible situarlos más abajo. Quiero creerme a los Cowboys: Romo es un gran QB y Murray es una bestia (a la que se le escapan más balones de los que debería). Su defensa, sospechosa, y su entrenador, que no es sospechoso, es simplemente malo, me hacen desconfiar de ellos. La victoria ante unos Texans que no son nada del otro mundo en la prórroga no los situará en el olimpo del fútbol, pero les pone muy bien en una lucha por su división que está trepidante y, oye, ya son cuatro victorias en cinco partidos. Las Wild Cards en la NFC van a estar, otro año más, muy caras.

12- Detroit Lions (3-2) (Posición de la semana anterior: 7)

Perder contra los Bills (perder contra Kyle Orton, al fin y al cabo), en casa debería ser motivo para enviarlos mucho más abajo en el ranking o para perseguirlos con la zapatilla por las calles de la que fue motor industrial americano décadas atrás. Sin embargo, a los Lions los condenó un mal kicker. Con un tipo en condiciones en esa labor, habrían acabado con la W en su registro. Prater está ahí fuera, pero si yo fuese él, no me pondría barato para unos Lions que lo necesitan como el aire. Aunque claro, tal como está el mercado de los kickers, como para ponerse exquisito…

13- Green Bay Packers (3-2) (Posición de la semana anterior: 8)

Sesión de baño y masaje (sobre todo baño, en esa noche del jueves) para los de Wisconsin contra los Vikings. Los de Minnesota sin Teddy, hay que decir. El pobre chaval que lo relevó, Ponder, tuvo una noche terrorífica. Los Packers son mejor equipo, sí, pero desaprovechar esa defensa que tienen… Pocas conclusiones se pueden sacar de ese partido. Si acaso, una: Lions y Bears perdieron y los Packers, dados por medio muertos una semana atrás al visitar Chicago, están colíderes de su división. Aunque claro, en la NFC un mal registro te puede enfrentar a un coco la primera semana de enero y enviarte a la offseason antes de tiempo. Parece el caso de estos Packers.

14- Carolina Panthers (3-2) (Posición de la semana anterior: 13)

3-2 y único equipo por encima del 0.500 en su división. Fin de semana positivo para Carolina, aunque una derrota de los Saints se habría agradecido. Ganaron en Chicago, cosa que ya no es novedad (han perdido sus tres partidos en casa) y su defensa recordó tiempos en los que era dominante. No todo el partido, pero sí cuando importaba. Cam Newton, cuando quiere, es imparable. Aunque con su cuerpo de receptores (hicieron un cásting entre sus aficionados, de otra forma no se explica), los corredores que tiene Carolina y una línea ofensiva dudosa, uno ya no sabe si es cuando quiere o cuando puede.

15- New York Giants (3-2) (Posición de la semana anterior: 16)

Buena victoria ante los Falcons en casa y ya van tres victorias seguidas. La nueva ofensiva empieza a lucir como debería (sin fuegos artificiales, pero sin ser la máquina de interceptaciones que era el año pasado) y la defensa dejó en veinte puntos a un equipo que cuenta con Matt Ryan, Julio Jones y Roddy White. No está mal. A destacar la secundaria de Nueva York, aunque quizá ante rivales con una línea ofensiva normal no lo tendrán tan sencillo. Los Giants están a una victoria de los Eagles y los Cowboys. La división está tremenda.

16- New Orleans Saints (2-3) (Posición de la semana anterior: 14)

Los Saints ganaron y lo hicieron ante un rival divisional, pero es inevitable que caigan unos puestos tras este fin de semana. Ganar en el inexpugnable domo a Tampa Bay debería ser lo habitual. Aún así, los de Nueva Orleans se fueron a la prórroga y no estuvieron bien ni en ataque ni en defensa. Muy mala imagen, que viene a confirmar lo que se ha visto hasta ahora de este equipo. Quizá este tipo de partidos no sean una anécdota. Por suerte para ellos, aún queda mucha temporada por delante. Ojo, eso sí, que al ritmo que llevan ellos y los rivales en la NFC, no ganar la división puede dejarlos fuera de playoffs.

17- Chicago Bears (2-3) (Posición de la semana anterior: 18)

Los Bears suben una posición a pesar de perder, nuevamente en casa, ante Carolina. 2-0 fuera de casa y 0-3 en Chicago, pero es que lo que hay por detrás tiene tela. Es un equipo incomprensible y frustrante a partes iguales. Otra vez consiguieron ponerse por delante ante un buen rival, jugaron bien durante grandes trechos del encuentro y, por enésima vez, entregaron el partido en los instantes finales. Algo pasa en Chicago: es difícil hacer menos con tanto talento. Por suerte en su división nadie quiere escaparse, aunque un diagnóstico precoz los sitúa alejados de enero. Puede que un día jueguen a la altura de su plantilla y suban diez posiciones de golpe. Mientras tanto, como dijo un amigo, los seguidores de los Bears para acabar contentos después del partido tendrán que recurrir al YouPorn.

18- Pittsburgh Steelers (3-2) (Posición de la semana anterior: 21)

Derrota de Bengals y Ravens y victoria de los Steelers. ¿Perfecto, no? Nada más lejos de la realidad. Anotar diecisiete puntos únicamente ante los Jaguars es preocupante para cualquier equipo, a pesar de que tu defensa los mantenga en nueve puntos. Da la sensación de que en Pittsburgh hacen lo mínimo para conseguir sacar adelante los partidos. Eso te puede servir cuando estás cargado de talento en ambos lados de la pelota, pero no es su caso. Y jugar al ralentí, a veces, te juega malas pasadas. Deberían revisar ese play-calling en determinadas situaciones. Especialmente en ataque.

19- Cleveland Browns (2-2) (Posición de la semana anterior: 24)

Qué manera de sufrir. Los Browns acabaron remontando un 3-28 y ganaron a los Titans. Vale, son los Titans y Whitehurst es su QB1 (Locker se volvió a lesionar. No, no es broma. Que no, os digo), pero una victoria es una victoria. Y, además, es el reflejo de lo que se ha visto en estos cuatro partidos: los Browns son muy jodidos de ganar. No se dan por vencidos. Yo ya creía que Hoyer iba a implosionar y por fin íbamos a ver a Johnny Football, pero el bueno de Brian, como su equipo, se resiste a caer. División muy abierta en la que hay dos buenos equipos y dos equipos que están en la frontera. Sigo creyendo que van a quedar cuartos y con un registro negativo, pero quizá, como en Tennessee acaben dando la vuelta en los instantes finales.

20- Kansas City Chiefs (2-3) (Posición de la semana anterior: 19)

Perder en el Levi’s es lo lógico, a no ser que seas Chicago. Aunque bueno, luego pierdes tres partidos en casa y no compensa. Los Chiefs volvieron a demostrar en California lo que son: un equipo al que hay que sudar tinta para doblegar y contra el que los TDs valen oro, pero también una ofensiva muy limitada por su QB. Jamaal Charles es muy bueno y Alex Smith es un decente QB, pero no lo suficientemente bueno como para sacar adelante los partidos en el último cuarto. Los Chiefs llevan muertos desde que dejaron escapar esa exagerada ventaja ante los Colts en la Wild Card del año pasado, y este año tanto Broncos como Chargers lo van a poner en chino para que lleguen no a ganar la división, sino a una Wild Card. Yo no apostaría por ellos.

21- Atlanta Falcons (2-3) (Posición de la semana anterior: 20)

La NFC South está al alcance de la mano, pero los Falcons tienen problemas demasiado graves. Tienen talento de sobras en ataque, pero las lesiones en la línea ofensiva la convierten en una de las peores de la Liga. Matt Ryan no tiene tiempo para encontrar a sus receptores y los running backs tampoco pueden hacer mucho más. En el otro lado de la pelota, la defensa es mala, mala. Los Falcons tienen todos los ingredientes para acabar con un registro negativo. Y con la paciencia de sus aficionados.

22- Houston Texans (3-2) (Posición de la semana anterior: 17)

Los Texans pierden algunas posiciones tras perder, de forma esperada, en Dallas. Aún así, lo hicieron en la prórroga y mostrando carácter en el último cuarto. Esta competitividad, último resorte de un equipo muy mermado en ataque por su QB y con una defensa con muy poco talento fuera de su magnífica línea defensiva (a la espera de la vuelta de Clowney), es lo único que los mantiene vivos en los partidos. No obstante, se antoja difícil que los Texans puedan conseguir victorias ante rivales de entidad. Suerte que están en la AFC South.

23- Miami Dolphins (2-2) (Posición de la semana anterior: 23)

Los Dolphins se mantienen en la misma posición tras su semana de descanso. Los Packers el siguiente fin de semana no lo podrán tan fácil como los Raiders, pero si la mejoría de Tannehill es real, él y sus running backs (ojo al juego de carrera de Miami este año) pueden abusar de una defensa de bulto. Por lo que respecta a la unidad defensiva, es una de las más infravaloradas de la Liga. Falta que Rodgers la ponga a prueba, claro. Si sobreviven a la batalla del domingo, pueden escalar muchas posiciones.

24- Buffalo Bills (3-2) (Posición de la semana anterior: 22)

Kyle Orton proporcionando victorias. El milenarismo ya está aquí. Los Bills se aprovecharon de que Detroit es Detroit y están colíderes en la AFC East contra todo pronóstico. El globo debería deshincharse la semana que viene, cuando se enfrenten a los Patriots en Buffalo, pero que les quiten lo bailao. Con un buen QB, este equipo sería una fuerza a tener en cuenta. Hablando en clave AFC East, claro. Mientras sigan dependiendo del bueno de Kyle para llevar el ataque, muchos milagros van a tener que ocurrir para que los Bills acaben la temporada con algo parecido a un 0.500. O que el kicker de Detroit vaya fichando semana tras semana por su rival.

25- Saint Louis Rams (1-3)  (Posición de la semana anterior: 27)

Los Rams perdieron en Philly, pero ganan en este ranking. Yo si fuese fan de los Rams lo firmaba. Bromas a un lado, qué lástima que Bradford no esté a los mandos de este equipo. Tienen talento a raudales. Quien sabe si por tener una ofensiva mermada la defensa no está jugando al nivel de lo esperado, puede que por verse condenados a otra travesía por los bajos fondos de la NFC. Con esa línea defensiva deberían crear un pass rush que, hasta el momento, está siendo bastante inocuo, cuando debería ser de los más agresivos de la competición. Eso unido a los problemas de su secundaria hacen a los Rams candidatos a encajar un buen puñado de puntos cada semana.

26- Minnesota Vikings (2-3) (Posición de la semana anterior: 26)

Qué derrota más fea la del jueves. Hay que tener, sin embargo, en cuenta los condicionantes: partido en jueves, contra un resurgido Pack y con Ponder detrás del center. No es que Bridgewater hubiese conseguido arreglar tooooooodos los problemas de los Vikings la semana pasada, pero apuesto a que Minnesota habría dado la cara en vez de arrastrarse por el campo. Ponder, por si no había quedado claro, no es la solución. ¿Tendrá Teddy la oportunidad de dar la sorpresa ante los Lions? ¿Sería sorpresa o sería un nuevo episodio más de Papá, ¿por qué somos de los Lions?? Ojo a ese partido, en teoría muy decantado para Detroit.

27- New York Jets (1-4) (Posición de la semana anterior: 25)

Perder en San Diego entraba en los pronósticos de todos los aficionados a la NFL, ¿pero hacerlo 0-31? Al fin y al cabo son los Jets, sí. La producción ofensiva se asemeja a la que podría lograr un Furby con casco. ¿Es culpa de Rex Ryan o de la falta de talento en ataque? Ya es difícil decirlo. Geno Smith volvió a estar mal y salió el bueno de Mike Vick a… a nada, realmente. Este desaguisado en el que llevan convertidos los Jets desde hace unos años tiene visos de acabar muy mal. Para todos. Bueno, todos, todos no. Me refiero a los que juegan allí. Nosotros estamos a salvo. De eso. Del ébola no. Vamos a morir, pero por el ébola, no por los Jets.

28- Washington Redskins (1-4) (Posición de la semana anterior: 28)

Ni los más optimistas aficionados de los Redskins del equipo de Washington creían que podrían ganar a Seattle en la capital del estado. Aún así, el partido lo tuvieron al alcance de la mano con un 24-17. Cousins volvió a mostrar su versión buena (combinada con algunos lanzamientos que dejan entrever lo mucho que le queda por pulir técnicamente) y se mantuvo cerca de ese QB que los de Washington necesitan para crecer. Tener a una bestia como DeSean Jackson siempre ayuda, evidentemente. Por lo que respecta a la defensa, no se les puede culpar de nada: ¿cómo Washington, el equipo de Robert Griffin III, va a saber defender a un quarterback móvil?

29- Tampa Bay Buccaneers (1-4) (Posición de la semana anterior: 30)

A punto estuvo Tampa Bay de dar la sorpresa de nuevo, otra vez fuera de casa, ante los Saints. Quizá no sea sorpresa, sino un cambio en la dinámica del equipo gracias a Glennon. De todas formas, el 1-4 es un comienzo que augura pocas cosas buenas este año para los de Lovie Smith, y eso que tienen plantilla para conseguir lo del domingo de forma más frecuente (aunque sin perder la ventaja en el último cuarto, a poder ser). Los Ravens los visitarán la semana próxima y cuesta imaginar a los Buccaneers doblegando a la defensa de Baltimore. Un 1-5 ya los situaría de lleno en la carrera para la elección número uno del Draft.

30- Tennessee Titans (1-4) (Posición de la semana anterior: 29)

Los teníais, Titans, los teníais. Primer equipo en la temporada que logra hacer parecer tan malos a los Browns y lo desaprovechan. Remontada récord en la NFL fuera de casa y registro de 1-4 fue el resultado final del partido. Los de Tennessee tienen capacidad para ganar a los Browns o para someter a los Chiefs como hicieron en la semana que abría la Liga, pero su inconsistencia en las dos unidades los condenan. Que Locker sea tu QB titular, teniendo a Whitehurst de suplente (un suplente que, siendo Locker el titular, va a tener que jugar mínimo 14 partidos) ya complica demasiado las cosas a un conjunto que no parece, en ocasiones, tan malo como su registro indica.

31- Oakland Raiders (0-4) (Posición de la semana anterior: 31)

Sin Dennis Allen como head coach estaba tentado de ponerlos en la posición 1 o 2, pero al final he podido resistirme. Bye week tras la excursión a Londres que le habrá ido bien al nuevo entrenador (interino). Preparaos para el regreso de los de negro y plata, aficionados al fútbol americano. Los primeros en caer van a ser los Chargers. Bueno… O quizá mejor que esperen a la semana 7 que reciben a los… Cardinals. Puede que no. Pero los Browns, en la semana 8, no os vais a escapar de sufrir la ira de su vuelta. El 10-6 aún es posible.

32- Jacksonville Jaguars (0-5) (Posición de la semana anterior: 32)

¿Cómo se ven las derrotas desde la piscina, aficionados de los Jags? 9 puntos para la ofensiva dirigida por el rookie Bortles, que está teniendo problemas. Lógico, es un novato y encima en Jacksonville. No todos pueden tener la suerte de debutar bien arropaditos en Seattle. No, a ver, que no digo que sea mejor que Wilson, ¿pero y lo bien que se vive teniendo una defensa que te saca las castañas del fuego en los días aciagos? ¿O un tipo como Lynch para darle la pelota? ¡Qué demonios! No sólo Bortles es mejor que Wilson, sino que es un futuro Hall of Famer. Como mínimo. Bueno, acabo antes de ponerme en contra a todos (los cuatro o cinco) que lean estas líneas.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos