Neymar: millones de explicaciones

La agenda de este lunes en clave azulgrana señalaba como punto estrella del día la reunión extraordinaria de la Junta Directiva del FC Barcelona de hoy, en la que se va a tratar el futuro del Camp Nou. Sin embargo, como ocurriera hace unas semanas, el diario El Mundo ha dinamitado esa previsión con una información en portada que cifra el coste del fichaje de Neymar en 95 millones de euros.

El texto, firmado por Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta, sostiene que el juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional tiene en su poder siete documentos (suscritos entre noviembre de 2011 y septiembre de 2013) “que incluyen, entre otros asuntos, tres comisiones millonarias destinadas a la familia Neymar y que hasta ahora permanecían ocultas”.

Según esa documentación, a la que habría tenido acceso el diario madrileño, el Barça habría pagado dos millones de euros a Neymar Sr. para que buscara nuevas promesas del Santos, cuatro por una labor de “captación de contratos de publicidad de empresas brasileñas” y dos millones y medio más para que la familia del futbolista los destinara a fines solidarios que, explica El Mundo, consistirían en “ayudar a los niños de las favelas de Sao Paulo”.

El resumen de todo esto plantea varias incógnitas. La primera de ellas es cuál va a ser la respuesta del FC Barcelona, que hasta ahora se ha ceñido a la famosa confidencialidad para no dar información concreta sobre una transacción que siempre ha cuantificado en 57 millones de euros. Es más, incluso ha tildado de “temeraria” cualquier interpretación de la operación que insinuara siquiera un coste más elevado que ese.

Si la posición del club permanece invariable, la respuesta inmediata de la junta que preside Rosell debería ser contundente contra el periódico que afirma en su portada -ilustrada con el presidente en un programa de cocina- que el precio de Neymar es prácticamente el doble del anunciado. Y esa contundencia debería ser algo más consistente que un “estamos enfadados”, una amenaza al socio que interpuso la demanda que ha destapado todo eso o una aceptación de limosna procedente de la Cope tras una acusación de dopaje.

Cualquier otra reacción que no sea explicar con detalle cuál es el coste real más allá de la “ingeniería negocial” o una acción judicial que busque la defensa de la honorabilidad del club y sus directivos estaría fuera de lugar. Ahora no ha excusa para ser tibio; la información no ataca al padre de Messi como ocurrió hace unas semanas, sino que es un torpedo dirigido directamente a la línea de flotación de la directiva y su tan cacareada transparencia.

Esta tarde, si no antes, saldremos de dudas. La reunión que va a tratar qué ocurrirá con el Camp Nou nos dará la oportunidad de escuchar al portavoz de la Junta, Toni Freixa, aunque no estaría de más que el presidente, ante la gravedad de las acusaciones, fuera quien tomara la voz cantante en este asunto.

La entidad de la acusación es lo suficientemente grande como para dejar la respuesta en boca de un vocero.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos