¿Necesita el Barça un Larsson?

1380487173015

Precisamente ahora que el Barça es el máximo goleador de Europa, los dos periódicos de la Ciudad Condal se han puesto de acuerdo esta semana para pedir el fichaje de un 9. Tras años supuestamente encorsetados en el tiki-taka de Pep y Tito, la llegada de Martino y sus planes B, C y D han animado a los millones de entrenadores aficionados que tiene el Barça en este país a pedir ases en la manga con el nombre de figuras del pasado. «Necesitamos un Koeman para la defensa», «necesitamos un Hristo que le eche huevos», «necesitamos un Deco que rasque en el centro». Y así hasta el infinito y más allá.

Uno de los nombres que más se está escuchando en las últimas horas es el de Henrik Larsson. El jugador sueco jugó en el Barça de 2004 a 2006 y dejó un grato recuerdo en la mente de los culés. Se reclama ahora la contratación de un jugador como él, diferente, para asegurar una buena cifra de goles cuando haya que jugar a “otra cosa”. Pero… ¿está justificada esta reclamación? ¿De verdad necesita el Barça un Larsson?

Los números parecen en un principio señalar que no. Hinchado de goles en el Celtic, su club anterior, en Barcelona solo llegó a disputar 51 partidos por culpa de las lesiones, muchos de ellos como suplente. Alcanzó la cifra de 15 dianas (0,294 goles/partido), lo que se queda un poco por debajo de los números de Pedro (73 en 226, 0,323) o Alexis (30 en 96, 0,3125). Contando además con el concurso goleador de Messi y a la espera de un repunte en los números de Neymar, no parece justificado el fichaje de otro delantero. Además, Cuenca ya entrena con el grupo y Martino está pendiente de la recuperación del canterano Dongou al que se llevó a la gira de pretemporada.

Lo que de verdad se necesita cuando se pide un jugador “tipo Larsson” es un jugador de calidad, con experiencia y que asuma que viene a hacer de actor de reparto (y si de vez en cuando da dos asistencias en una final de Champions, pues miel sobre hojuelas). Todo entrenador de un equipo grande quiere tener una pieza de estas características, porque sabe que cumple siempre su cometido y nunca te da problemas cuando no juega. Como decía Rodney Marsh, ex del Fulham y del City entre otros, «Lo único que tiene que hacer un entrenador es tener contentos a once jugadores: los suplentes. Los once titulares ya son felices porque son titulares».

Después de ver el siguiente vídeo, servidor lo tiene claro. El Barça no necesita “un Larsson”: necesita a Larsson. El original.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos