NBA 2014, ¿el año del “three peat”?

A escasas horas de que dé inicio una nueva temporada en la NBA, parece que Lebron James y sus Heat van a sufrir, todavía más, si quieren cimentar su leyenda con el “threepeat” que ya consiguieron mitos de la talla de Michael Jordan y Kobe Bryant. En su misma Conferencia, la eclosión y rearme de potencias emergentes como los Pacers, Nets e incluso los Pistons, amenazan con desbancar el reinado del equipo de Lebron.

Lo mismo ocurre en la Conferencia Oeste, donde equipos como los Warriors y los Rockets han consumado movimientos interesantes en el mercado, con el objetivo de convertirse en una seria amenaza para los ya consolidados Spurs, Thunder o Grizzlies. Analizamos, a continuación, los principales movimientos y novedades  para la presente temporada.

Miami Heat. Potenciar el juego bajo los aros ha sido la principal preocupación del equipo de Spoelstra. Si hay que buscar un punto débil en los actuales campeones sólo hay que remontarse a la eliminatoria de final de conferencia contra los Pacers, donde la presencia intimidatoria del “center” Roy Hibbert les llevó a jugárselo todo en el séptimo partido ante la franquicia que dirige Larry Bird. Por ello, han jugado fuerte con la contratación por un año -y por el mínimo salarial- de Greg Oden, número 1 del Draft en el 2007. Oden jugó su último partido en la NBA hace 4 temporadas (tan sólo ha podido disputar 82 partidos en total) y la respuesta que puedan ofrecer sus maltrechas rodillas es una incógnita. Miami no ha contado con un pívot puro desde la formación del “big three” que componen Lebron, Wade y Bosh, por lo que será interesante ver si son capaces de engranar esta pieza en su sistema ofensivo.

Indiana Pacers. Siguiendo la tendencia de la temporada pasada, se trata del rival más duro y correoso que van a encontrarse los Heat en su camino hacia la final de Conferencia. El año pasado se produjo un cambio jerárquico en su estructura de equipo con la aparición de un nuevo jugador franquicia, Paul George, que asumió los galones que le fueron cedidos con la lesión de Danny Granger, referente hasta ese momento. George y el pívot jamaicano Roy Hibbert (2.18m) fueron los pilares en los que se sustentó Indiana para forzar el séptimo partido ante Miami.

Larry Bird tomó buena nota de la poca profundidad de banquillo que afectaba al equipo y ha dedicado todo el verano a reforzar esa segunda unidad. La adición de Luís Scola (12.8 puntos y 6.6 rebotes por partido), como relevo de Hibbert en el juego interior, y los fichajes de Copeland y CJ Watson como segunda unidad en el tiro exterior, confirma a los Pacers como verdadera alternativa en el Este. En el quinteto serán fijos George, Hibbert, Hill y David West, con la incógnita de Granger o Stephenson, según sea el nivel de Danny después de su lesión.

Detroit Pistons. Joe Dumars, General Manager de la franquicia, ha decidido romper la banca con la llegada de uno de los agentes libres más cotizados en el mercado, Josh Smith. Junto con el retorno de Chancey Billups y el “sign-and-trade” que obtuvieron con Brandon Jennings intentarán paliar las bajas de Calderón y Brandon Knight. La nota exótica la constituye el fichaje del MVP de la pasada Liga italiana, Luigi Dantome.

Brooklyn Nets. Desde que se hizo con las riendas de la franquicia del estado de New Jersey, el mecenas ruso Mikhail Prokhorov no ceja en su empeño de poner todos los medios posibles para ganar el anillo de campeón. Este año la apuesta se centra en jugadores de la veteranía de Kevin Garnett, Paul Pierce y Jason Terry, lo que convierte a los Nets en la franquicia con los salarios más altos de toda la NBA. Brook López, Joe Johnson, Kirilenko y el gran Deron Williams completan un equipo que, liderado por Jason Kidd desde el banquillo, intentará llegar muy lejos en los “play-offs“.

Cleveland Cavaliers. Una de las razones por las que Mike Brown se decidió a apostar por Anthony Bennett ,como número 1 del Draft de éste año, fue por su habilidad para alternar los tiros de media y larga distancia con un más que aceptable juego en la pintura. Bennett peleará por un puesto de “power forward” con el otro canadiense de la plantilla, Tristan Thompson (31 dobles-dobles el curso pasado), siendo la posición de “center” la mejor cubierta con las aportaciones de Andrew Bynum -nuevo fichaje-, Zeller y Varejao. Kyrie Irving,uno de los jugadores más decisivos y espectaculares de la Liga, sigue quemando etapas rápidamente y es la principal referencia de los Cavs.

Boston Celtics. Con la marcha de Pierce, Garnett y Terry pierden un importante caudal ofensivo (45 puntos por partido). El base Jason Rondo es la nueva referencia, con el inconveniente que no reaparece hasta el mes de Diciembre. Poco se espera de un equipo en el que un ramillete de jóvenes tendrá que dar un paso al frente, siendo Avery Bradley y Jeff Green las piezas esenciales. El técnico Brad Stevens (36 años) dirigirá un “roster” inexperto (Sullinger, Olynyk, Brooks, Faverani o  el “rookiePressey) con Bogans como jugador más veterano (33 años).

Chicago Bulls. La vuelta de Derrick Rose es el factor clave en un equipo que, sin la presencia de su jugador franquicia, no deja de ser una mera comparsa a la hora de fijar objetivos más ambiciosos. Ilustres leyendas como Jordan y Pippen señalaban, hace unos días, que con un Rose recuperado y a tope físicamente los de Illinois pueden aspirar al título.

Golden State Warriors. Defensa exterior, potencia atlética y versatilidad para poder salir al contraataque, son las condiciones que ha reunido en un sólo hombre la franquicia de Oakland, hablamos de Andre Iguodala. El ex escudero de Allen Iverson es un comodín de esos que tanto agradecen los entrenadores, un jugador de intangibles que viene a liberar, con sus penetraciones, a los tiradores en el perímetro, cuyo mejor exponente es Stephen Curry -mejor triplista de la Liga-. Este año serán un equipo más profundo con las incorporaciones de Jermaine O’Neal, Douglas, Speights y Nemanja Nedovic.

Los Angeles Clippers. La gran tarea de Doc Rivers, en su nueva etapa como coach de los Clippers, será apuntalar el triángulo que conforman DeAndre Jordan, Chris Paul y Blake Griffin. La inmadurez en el juego de Jordan y Griffin, junto con la relación poco saludable que mantuvieron con Chris Paul, tuvo un efecto determinante en el fiasco que cosecharon en los pasados “play-offs”, después de haber ganado 56 partidos en la liga regular. Rivers deberá centrarse en construir un grupo que gire alrededor del mencionado trío y de dos defensores con rango de tiradores como Jared Dudley y JJ Redick. Darren Collison y el veterano Antawn Jamison completan un equipo que está obligado, por talento y calidad, a dar un paso adelante.

Houston Rockets. Se han hecho con la pieza más codiciada en el mercado de agentes libres, el ex angelino Dwight Howard. En plena fase de reconstrucción desde el adiós de Yao Ming, los Rockets contarán con dos de los jugadores que mejor pueden ejecutar el “pick-and-roll”, Howard y Harden. La llegada del veterano Camby (39 años) como tercer pívot, Reggie Williams (para dar algún relevo a Harden) y el ex de Maccabi, Casspi (alero), completan la rotación del equipo de Texas.

Oklahoma Thunder. El año pasado no pudieron cumplir sus expectativas en los “play-offs” al caer en su enfrentamiento directo contra los Grizzlies. La baja por lesión de Russell Westbrook fue un lastre que acabó costando la eliminatoria. Westbrook y Kevin Durant, que forman una de las mejores parejas de la NBA, tendrán que compensar la baja del veterano Kevin Martin con una mayor unión e integración de los jóvenes en el equipo.

Pocas variaciones encontraremos en los actuales subcampeones de la Liga, San Antonio Spurs. Mantener todo el bloque que les permitió jugar la final de la temporada pasada ya se puede considerar un éxito, sobre todo las renovaciones de Manu Ginóbili y Tiago Splitter.

Uno de los principales damnificados, a tenor de los movimientos de éste verano, son Los Angeles Lakers. La pérdida de Dwight Howard ha provocado la llegada de un pívot de relleno como Kaman y, posiblemente, un mayor protagonismo en el eje ofensivo para un Pau Gasol que ya empieza a acusar la edad y el desgaste de sus 13 temporadas en la NBA.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos