CLICK HERE TO READ IT IN ENGLISH

Jugar como si te fuera la vida en ello es lo que marca las diferencias. Quieras que no, cuando un equipo muere por ganar y el otro se sabe muerto la evidencia, normalmente, se acaba viendo en el marcador. Y eso ocurrió el sábado. Ni más ni menos. Nadie podrá decirme que no lo intentamos, pero en los ojos de varios jugadores del Fulham veía esa rabia, esa necesidad, que el Blackpool no tiene.

Si perdían y ganaba el Milwall en Cardiff se le ponía a cuatro puntos con un partido menos. Y el Fulham acabando la Liga contra Middlesbrough y Norwich, dos equipos con la vista puesta en el ascenso directo. Lógico que vinieran a Bloomfield dispuestos a morir por la victoria. Nosotros parecemos estar pidiendo el final de temporada a gritos. Mantenemos el orgullo y no bajamos los brazos, pero la realidad es la que es. Y la realidad en Blackpool no es la más feliz hoy por hoy, os lo aseguro.

Ayer, por ejemplo, vi el Betis-Zaragoza, de la Segunda División española, y me revolvía en el sofá. ¿Cómo debe ser jugar de local en un césped así? Una alfombra preciosa, un terreno magnífico. Siempre me dijeron que quien no sepa jugar en el Villamarín es que no vale para el fútbol. Y, además, tienen a Pepe Mel, que merece, desde luego, un apunte por si mismo.

En el Betis es una institución, pero es que además es un excelente entrenador y un tipo con una personalidad bestial. En Inglaterra debieron darle confianza, tener paciencia y esperar porque habría hecho un buen trabajo en el West Brom. Me vienen a la cabeza sus ruedas de prensa y recuerdo que lo pasaba mal viéndole. Le echaba un par de narices y se enfrentaba a los periodistas él solo, como un torero, sin miedo y sin traductor… Y con un inglés más limitado que su cuero cabelludo. Si tenéis oportunidad recuperad una en la que quiso elogiar a su portero Ben Foster y entenderéis a qué me refiero.

Pero él lo intentaba. Pochettino estuvo cerca de dos años con traductor y no es el único caso, tanto aquí como en España. A veces es mejor caer en gracia que ser gracioso y Mel no cayó en gracia en Inglaterra. Pero tiene una capacidad para entrenar sobrada y si le hubieran dejado lo habría demostrado. Seguro. De momento está cerca, muy cerca, de devolver al Betis a Primera. Y me alegro.

La semana, para mi, tuvo dos nombres propios: Suárez y Mourinho. Ganadores ambos, merecen ser destacados. No descubro nada si me apunto a los que piensan que el Barça tiene el mejor tridente del mundo porque cada uno aporta algo trascendente para el equipo. De entrada Messi. La comparación con Cristiano Ronaldo, lo siento, no se sostiene porque son distintos: Cristiano es el mejor rematador del mundo y Leo es… Es otra cosa. Si el equipo no tiene fluidez ahí está él para conducir el juego desde más atrás, cuando tiene que rematar remata, cuando debe asistir asiste. Todo, absolutamente todo, lo hace bien.

Hay futbolistas excepcionales que basan su categoría en no ser un ’10’ en nada pero siendo un ‘8’ en todo. Otros son un ’10’ en algo y un ‘9’ en lo demás. Messi es el ’10’. Y entendiendo que Cristiano Ronaldo es un futbolista mayúsculo, cuando veo a Leo tengo que olvidarme de todo lo demás. Y además se le ve con unas ganas desbocadas, disfrutando al lado de Neymar y Suárez y empujando al Barça. Y eso es clave.

Pero quería hablar de Suárez. Neymar es eléctrico, combina, es profundo, tiene un desborde descomunal y gol. Llegará a ser lo que él quiera en cuanto corrija alguna actitud chulesca que no le beneficia. Y, por ejemplo, haría bien en mirar a Suárez. Su capacidad de adaptación al Barça creo que no ha sido suficientemente tenida en cuenta por la prensa. Seguro que es el menos estético de los tres, pero su efectividad e importancia es brutal.

Luis era el crack en el Liverpool y una institución futbolística en Inglaterra. Podía haber llegado al Barça mostrando sus números y lo hizo mostrando admiración por sus nuevos compañeros. Y trabaja como el primero. Y busca, defiende, se desmarca, corre, presiona. Es una bestia… Y ya recoge los frutos de ese esfuerzo.

Sus dos goles al PSG fueron preciosos y me sorprendió como engañó a David Luiz porque ese recurso de buscar un caño es conocido en Inglaterra y David Luiz jugó en el Chelsea. A su favor hay que destacar que tuvo mérito el salir a jugar sin estar recuperado y que se notó porque una rotura isquiotibial no se cura en menos de dos semanas. El pobre PSG notó la falta de Ibrahimovic, de Verratti y de Motta y la eliminatoria ya está sentenciada, creo. Pero no hay que quitarle mérito ninguno al Barça. Al contrario.

Por cierto. Suárez, Messi y Neymar se llevan de maravilla. Se ve rápido que su relación es excelente y eso en el fútbol es fundamental. Os lo aseguro. Eso de que ‘lo importante es que se entiendan como futbolistas’ está muy bien, pero si encima tienen una relación buena, como demuestran partido a partido, el plus es muy importante. Llegar, entrenar y adiós. verse en el vestuario antes del partido, acabarlo y adiós… No es lo mismo.

Por cierto, el miércoles no me perderé el derbi madrileño. No quiero apostar porque ya sabeis lo malo que soy en esto y porque alguien me podría dar una colleja si hablo mal del Atlético… Pero es verdad que el Madrid tendrá un problema si a las bajas seguras de Marcelo y Modric se suma la de Bale. Me sorprende hasta qué punto se le critica y como se le destroza en esas encuestas (que por cierto odio) sin tener en cuenta que en un partido que el Atlético querrá convertir en una batalla de nervios, empequeñeciendo el campo, la velocidad en carrera de Bale podría ser importantísima para su equipo.

Mañana tendré un ojo en Barça-PSG y el otro en el Bayern-Oporto. Lo del Bayern es extraño porque el sábado puede ser campeón de la Bundesliga y lo que llega desde Múnich es que el club es un polvorín. ¿Sabéis que le llaman Hollywood FC? Me lo dijo el otro día un amigo de Barcelona explicándome que cuando las cosas se tuercen todo el mundo habla. Claro, allí todos los ex jugadores, leyendas, tienen cargo y cada uno critica y dice lo que piensa sin caer en la cuenta de la necesidad de tranquilidad del equipo. Ahora dimitieron los médicos y se marcharon rajando de lo lindo de Guardiola.

Recuerdo cuando les vi en el Etihad y como me impresionó la personalidad que le dio Pep al equipo. Ahora les falta fluidez y es lógico si atiendes a las lesiones que sufren, pero creo que tienen capacidad para remontarle al Oporto, aunque no va a ser fácil porque Lopetegui ha formado un excelente bloque.

¿Os habeis dado cuenta que de los 8 entrenadores que disputan los cuartos de final la mitad jugaron en el Barça? Será casualidad pero creo que dice bastante del carácter futbolístico que se impregna en ese club.

Dije que otro de los nombres propios es Mourinho. El sábado ‘ganó’ la Premier con el Chelsea. No es matemático pero creo que ya está todo dicho después de su victoria contra el Manchester United. Le considero un entrenador excelente aunque hay actitudes suyas que no me gustan en absoluto. Otro día me extenderé en ello.

Mientras, prefiero pensar en el partido de Cardiff y en la posibilidad de ver a gente estimada a la que podré saludar por la cercanía con Swansea. Es nuestro último partido fuera de casa y daremos la cara hasta el último instante.

Un abrazo a todos!