La web del Barça difundía la noticia de la visita al Museo del FC Barcelona del sherpa Mingma Sherpa, barcelonista confeso y gran admirador de Leo Messi. Mingma disfrutó del Tour Experience, donde tuvo la oportunidad de rememorar los grandes momentos de la historia del club. También pudo hacerse una fotografía desde el césped del Camp Nou con su camiseta personalizada.

El sherpa comentó a la web del club que “Messi es un jugador buenísimo y muy conocido en todo el mundo. Tiene mucha suerte de jugar en el Barça y el Barça tiene mucha suerte de tenerlo a él”. Además, declaró su admiración por el club catalán: “Nunca hubiera imaginado un Museo como este ni en mis sueños. El Barça es un club muy grande. Venir aquí y ver este museo es algo muy sorprendente para alguien como yo”.

2014-02-10_VISITA_MINGMA_SHERPA_007.v1392123536

El 20 de mayo de 2011, coincidiendo con el 19º aniversario de que el Barça consiguiera su primera Copa de Europa, el alpinista nepalés coronó la cima del Kangchenjunga (8.586m) y completaba la ascensión de todas las montañas de más de 8.000 metros del planeta. Mingma, de 33 años de edad, se convirtió así en el primer sherpa procedente del sur de Asia en escalar las catorce montañas más altas del mundo y en el vigésimo cuarto alpinista que conseguía entrar en este selecto club formado por veintiocho escaladores. Además, el sherpa ha realizado esta proeza en su primer intento en cada montaña.

El Kangchenjunga, de 8.556 metros de altura sobre el nivel del mar, es la tercera montaña más alta del mundo y la segunda más alta del Nepal, situada en la cordillera del Himalaya, en el distrito de Taplejung, en la frontera entre Nepal y Sikkim. Se trata de una montaña cuya ascensión resulta difícil y agotadora, de cuyos metros finales se dice que no han sido pisados nunca por respeto a los dioses nepalies.

Mingma-kangchenjunga_web

Nacido en el pueblo sherpa de Narbuchaur, al este del Nepal, abandonó la escuela muy pronto para ayudar a sus padres en su granja de yaks. Segundo hijo de seis hermanos, perdió a su padre a los 12 años. Con 14 se marchó a Katmandú para trabajar como porteador en expediciones de trekking y escalada para ayudar económicamente a su familia. En seguida nació el interés en la escalada por sí mismo. Su primera cumbre fue el Mera Peak (6645m), una montaña situada al sur del Monte Everest (8.848m), la más alta que se puede escalar haciendo trekking sin muchas dificultades técnicas. Desde allí se divisan grandes cimas, como el mismo Everest, el Lhotse (8.516 m) o el Cho Oyo (8.201m). Hoy en día todas conquistadas por Mingma tras conquistar en el año 2000 su primer ochomil, el monte Manaslu (8.156m), la octava montaña más alta del mundo.

El alpinista nepalés no es muy conocido fuera del circuito del alpinismo. No tiene ningún tipo de patrocinio y se costea él mismo sus ascensiones. En la del Kangchenjunga iba acompañado por el alpinista catalán Óscar Cadiach, que se quedó a las puertas de su objetivo por un problema técnico, aunque finalmente pudo hacer cumbre el año pasado. Cadiach rodó la película Más allá del Kumbhakarna como un homenaje al pueblo sherpa y a la trayectoria de Mingma.

Cadiach define al joven sherpa como un hombre “respetado por su pueblo que lo ha apoyado y ensalzado como su héroe. Es un sherpa diferente, inteligente, que ha luchado desde la nada. Su carrera ha sido meteórica y un ejemplo a seguir. Tiene un carisma único. Quedé admirado de su sencillez y humildad”. Hoy en día, Mingma, dirige su propia empresa de expediciones en Nepal, Seven Summit Treks.

Intentar un pico de más de 8.000 metros requiere de mucha resistencia física y de una fuerza mental extrema. Los riesgos de avalancha, de grietas ocultas y de frágiles puentes de nieve son constantes, por no hablar de la falta de oxígeno y la denominada zona de la muerte, donde el tiempo se vuelve de vital importancia y no se puede perder ni un segundo, ni siquiera para ayudar a un compañero. Se dice que en aquellas alturas rara vez un alpinista ayuda a otro en señal de socorro. “La batalla entre ser desinteresado y ser egoísta enfrenta a todos los alpinistas en algún momento. Algunos escaladores sostienen que en la zona de la muerte la moral deja de existir. Es un caso extremo de supervivencia por uno mismo”. Son palabras del veterano alpinista británico Alan Hinkes que también ha coronado los catorce ochomiles.

El primer alpinista en conseguir esta gesta fue el italiano Reinhold Messner que necesitó de 16 años para culminar la hazaña. Durante la ascensión al Nanga Parbat perdió la vida su hermano, Günther, por lo que se acusó a Reinhold de haberlo abandonado. El escalador surcoreano Kim Chang-Ho, es quien posee el récord de hacerlo en menor tiempo, 7 años, 10 meses y 6 días. Registro que rebajó en aproximadamente un mes, los 7 años, 11 meses y 14 días que invirtió el mítico Jerzy Kukuczka. Mingma, ahora, puede presumir de ser la primera persona en subir todos los ochomiles en su primer intento. Un hito difícil de igualar.

Fotos: F.C.Barcelona y Mingma Sherpa