Messi: genio en el césped y prudente fuera

Messi habló ayer. En el campo, desplegó lo que tantas veces le hemos visto hacer: mandó, dribló, asistió, marcó y dirigió el ataque del equipo como hacía tiempo que no se veía. Durante tres años largos, el Barça ha sobrevivido, a falta de juego colectivo, del fenomenal repertorio del argentino. Tanto que cuando Leo no ha estado fino, el equipo se volvía vulgar, previsible, falto de ideas.

Anoche, frente al Atlético, el 10 despejó todas las dudas. Las de quienes siguen poniéndole un lazo a cambio de 250 millones que jamás percibirá el club por él y las de aquellos que ven su figura como un elemento indispensable para construir, de una vez por todas y sin perder (más) tiempo, un nuevo equipo ganador. Messi levantó al Camp Nou, le hizo bramar como hacía años que no se veía y, acompañado por Neymar y Suárez, resucitó el gen ganador de un equipo que parecía haberlo guardado y olvidado en un cajón.

Messi es, hoy por hoy, indispensable para el Barça. Lo sería para cualquier equipo que contara con él, pero más aún para un club que no podrá incorporar futbolistas hasta dentro de un año. Y lo será todavía más si Luis Enrique consigue crear un hábitat idóneo para él donde se sienta a gusto, pueda desequilibrar y no se vea obligado a descolgarse lejos de la portería, donde pese a su calidad de genio, su capacidad para generar peligro cae en picado. Pegado a la banda derecha, con Suárez peleándose con sus compatriotas y Neymar brillando, el argentino demostró anoche que es capaz de intimidar a base de tocar el balón, lo que contrasta con lo que hemos visto una y otra vez este año: Dani Alves colgando pelotas a la olla para felicidad de los centrales rivales.

Pero además de sobre el césped, Leo Messi habló también ante las cámaras de Barça TV. Lo hizo para desmentir todas las informaciones que han surgido en las últimas semanas y que hablaban de su relación con Luis Enrique y de su intención de dejar el club. Leo tranquilizó a muchos y dijo lo que tenía que decir, pero sería de ingenuos pensar que con esto se cierra todo. Que hay enfrentamiento lo saben Messi, Luis Enrique, Mascherano, Bartomeu y, en el fondo, también todos los que prefieren pensar lo contrario.

Dijo ayer Messi que quedan seis meses importantes para ganar títulos. Gran parte de ese reto está en sus botas. Que sean más de seis, en su cabeza y en la de quienes mandan o mandarán en el club tras las elecciones. Hasta entonces, tengamos paciencia y dejemos trabajar al genio.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos