Martino pide consejo a la plantilla

Uno no se imagina a Van Gaal reuniendo a su plantilla para preguntar a sus jugadores qué cambiarían, o qué creen que se debe mejorar. Tampoco a Cruyff, a Mourinho, Capello, Ancelotti, Simeone o Benítez. Cuesta de creer que lo llegasen a hacer Guardiola o Vilanova. Y es, precisamente, lo que hizo el lunes Gerardo Martino. A la que salieron los jugadores al campo 1 de la Ciutat Esportiva, allí les reunió y comenzó una charla que por distinta llama la atención.

El Tata es un tipo al que gusta consensuar sus decisiones, que gusta de escuchar a sus interlocutores y que prefiere convencer a imponer. Lo dijo Xavi y lo destacó Busquets. Alabando ambos, como también Messi o Alves, el carácter dialogante del entrenador choca, sin embargo, que el entrenador pudiera ‘pedir consejo’ a sus jugadores como publicó el diario Sport.

La información descubre las dudas que atenazan al campeón de Liga. Si el Málaga y el Valencia fueron un toque de atención, lo sucedido ante el Sevilla deja a la vista el presente de un equipo al que los partidos se le hacen eternos, que no sabe matar un resultado favorable y que pierde de forma increíble el control en las segundas partes.

El entrenador desgranó sus argumentos y cedió la palabra a sus jugadores para que explicaran sus sensaciones. La sorpresa entre la plantilla fue absoluta pero durante cerca de tres cuartos de hora salió a la luz todo lo que se pensaba, todos los errores que han conducido al equipo a esta situación mal disimulada por los resultados.

Quejas por la ‘alegría’ con que los laterales se suman al ataque, críticas por la excesiva distancia entre los delanteros y los centrocampistas, avisos por las ‘excursiones’ de Piqué y la desnudez que sufre Busquets y responsabilidades en las jugadas a balón parado en contra, faltas laterales y corners, que se convierten en un suplicio por los errores garrafales en las marcas.

Se puso como ejemplo el primer gol marcado al Sevilla, asistido por un lateral, Adriano, y convertido por otro, Alves, explicando que un contragolpe en aquella jugada habría sido mortal. Se trató el problema de los marcajes mixtos en los corners, que suelen desembocar en rivales desmarcados de forma escandalosa y que no acostumbran a facilitar una contra favorable por la mala colocación.

Martino empieza a comprender el significado de dirigir a un equipo como el FC Barcelona. Ha descubierto el ‘entorno’ y ya conoce como es el fútbol español. Cambiar aspectos puntuales del juego han motivado una catarata de opiniones y extrañado por el alcance mediático de todo ello ha decidido dar un paso hacia dentro.

Choca, eso sí, descubrir que un tipo que está llamado a liderar el cambio del equipo haya decidido ponerse en manos de quienes dirige, dando la sensación de no tener controlada la situación, dando a sus jugadores voz y voto para revertir una situación que sin ser dramática si es preocupante.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos