Clásico: el Madrid gana el duelo de la economía

El Clásico Madrid-Barça se juega también en términos económicos. Un estudio comparativo de los modelos económicos del Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona realizado por Laudem Partners revela que la situación del equipo blanco es mejor que la del azulgrana. Ivan Cabeza, socio director de la firma autora del estudio y miembro del colectivo Laudem Forum, ha presentado las conclusiones su informe y concluye que “con menor estructura profesional y menos masa salarial no deportiva, el Real Madrid es capaz de generar más beneficios en modelo comercial y en venta de jugadores. Esta realidad nos debería hacer reflexionar a los socios azulgranas sobre el modelo de gestión económica que queremos para nuestro club”.

En el estudio comparativo entre la situación económica financiera de los dos máximos rivales, el Observatorio económico del mundo del fútbol liderado por Laudem Partners ha valorado diversos aspectos para llegar a sus conclusiones, la primera de las cuales hace referencia a la liquidez en tesorería, donde el Real Madrid tiene más dinero en el banco que el FC Barcelona.

Patrimonio neto y deuda

En cuanto al patrimonio neto, el club madrileño gana el clásico al Barça por goleada. De acuerdo a los datos del estudio, por cada 10 euros de patrimonio del Madrid, 4 son propiedad del club, mientras que por cada 10 euros de pasivo (el dinero invertido en el club) sólo uno es propiedad de la institución. El informe destaca también el hecho que “parte de este patrimonio fue obtenido gracias a operaciones inmobiliarias a principios del siglo XXI”. Esta situación tiene consecuencias directas sobre la deuda y el riesgo que ésta conlleva. Ahí, el Barça vuelve a perder ante si nos atenemos a la estructura de la deuda. La deuda mayoritaria del Real Madrid es a lago plazo, mientras que la del Barça soporta vencimientos más cortos.

Ivan Cabeza, que formó parte del equipo de Agustí Benedito en las últimas elecciones a la presidencia del Barça, sostiene que el club azulgrana “tiene poco por cobrar o ingresar para hacer frente a la deuda a corto plazo. Por eso el club genera un círculo vicioso donde hay que adelantar continuamente ingresos futuros para hacer frente a necesidades de tesorería. Pagamos con el dinero del mañana los gastos de hoy. Este estrés de tesorería es un enorme riesgo para el Barça, ya que de cada 7,2 euros de deuda a corto plazo, sólo tiene 2,9 realizables, mientras que el Real Madrid puede convertir en caja 2,4 euros de cada 3,6 euros de deuda a corto plazo”.

El clásico en ingresos y gastos

En cuanto a los ingresos, el estudio de Laudem explica que también es el Madrid quien tiene una mayor solvencia económica gracias a la gestión que hace de su estadio. Mientras el Barça obtiene mayores ingresos tanto por el Museo (50 millones frente a 20 del equipo blanco) y por rendimiento deportivo (primas por el triplete), el equipo merengue gana el clásico gracias a que obtiene unos ingresos superiores procedentes de los abonos o de la gestión de sus palcos, entre otros conceptos.

Si hablamos de gastos, el Barça tiene una gran parte de ellos asociado a la masa salarial deportiva dada su estructura de secciones. Si añadimos que el Madrid amortiza más y que el FC Barcelona gasta más recursos en agentes y en masa salarial no deportiva (7 millones de euros más que el rival en salarios no deportivos, mientras que su estructura gerencial es menor y más profesionalizada), veremos como el gasto culé implica un resultado de las actividades comerciales de -3,7, mientras que los del Madrid son positivos con un +15,2. “Es evidente que el modelo comercial del Real Madrid genera unos beneficios superiores al del Barcelona aunque dedica menos profesionales y por tanto menos recursos económicos a obtenerlos”, sostienen desde Laudem.

El resultado del clásico económico no es favorable a los intereses del Barça a causa de la suma del estrés de tesorería, del patrimonio neto escaso, de la deuda a corto plazo, de la necesidad constante de generar mucho movimiento de caja y de una masa salarial deportiva elevada (pero que rinde plenamente) contrapuesta a una masa salarial no deportiva (los profesionales de la gestión) que no ofrece los resultados que deberían esperarse. “El FC Barcelona no obtiene los beneficios necesarios para asegurar un modelo de viabilidad económica estable. La Secretaría Técnica del club se muestra poco eficiente, tanto por el modelo comercial como en la venta de jugadores. Los retos que nos enfrentamos nos obligan a reflexionar y a hacer propuestas. Hay que encontrar un modelo económico que respete la tradición de nuestro club y a la vez pueda ser solvente y eficiente para mantener al Barça como mejor club del mundo”, concluye Ivan Cabeza.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos