Luis Suárez: intrahistoria de un fichaje

La historia del fichaje de Luis Suárez por el Barça no ha sido asunto de coser y cantar. Más allá del precio del traspaso, que el club explicará –según ha anunciado– el día de su presentación, ha sido esta una operación trabajada, laboriosa y nada sencilla.

El responsable de todo tiene nombre: Luis Enrique. En una de sus primeras reuniones con Andoni Zubizarreta una vez consumada su incorporación al banquillo del Barça, el técnico asturiano conoció de primera mano los planes del director deportivo para confeccionar la plantilla para el curso 2014-15. Aprobó la lista de Zubi, pero insistió en un único nombre como apuesta propia: Luis Suárez. El entrenador valoraba especialmente no sólo su fútbol y sus goles, sino también el carácter ganador del charrúa, su hambre de títulos y su personalidad en el terreno de juego.

Fue entonces, a principios de junio, cuando el Barça comenzó a valorar la posibilidad de hacer de Suárez uno de los referentes de su nuevo proyecto deportivo y cuando contactó con su representante, Pere Guardiola, el mismo que tantas veces sonó como impedimento para fichar al uruguayo mientras su hermano Pep era el titular del banquillo.

En aquella primera toma de contacto y pese a las informaciones que situaban al Real Madrid en la pole position para fichar a Suárez, Zubizarreta vio que la operación tenía visos de convertirse en una realidad. El ya ex-delantero del Liverpool era la pieza de caza mayor que Florentino Pérez había oteado para cobrarse este verano, pero tanto la relación de Suárez con Catalunya (donde tiene familiares y pasa algunas temporadas) como la presión de Cristiano Ronaldo en contra del fichaje hicieron que el equipo blanco decidiera finalmente no apostar por el nuevo 9 del Barça.

Ese paso facilitó la labor de Pere Guardiola, quien se puso en contacto con el club de la rivera del río Mersey para negociar la venta por un precio inferior a los 90 millones de su cláusula de rescisión, venta que se ha cerrado oficialmente hoy por un coste que, según las fuentes, oscila entre 72 y 81 millones de euros, cifra que será sufragada en gran parte por los traspasos de Cesc al Chelsea (33 millones) y Alexis Sánchez al Arsenal (en torno a los 40).

Según ha podido saberse, Suárez –que cobrará algo menos que en su club de origen– será el cuarto jugador con mayor salario del Barça, justo por detrás de Leo Messi, Neymar y Andrés Iniesta.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos