Luis Enrique ya sabe ganar en el Bernabéu

Luis Enrique debutará como entrenador del FC Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu este próximo sábado en el enésimo clásico que enfrentará a los culés con el Real Madrid. Para el asturiano será, sin lugar a dudas, un partido muy especial.

El feudo del equipo madridista no es escenario nada desconocido para Lucho. Fue su casa durante las cinco temporadas que vistió de blanco (1991-1996) para luego regresar durante las siguientes ocho temporadas como uno de los jugadores más odiados por la hinchada madridista una vez fichó por el equipo azulgrana (1996-2004). Además, ya como técnico, la temporada pasada se sentó en el banquillo visitante con el Celta de Vigo para ver perder a su equipo por dos goles a cero.

Pero el ahora técnico del Barça sabe lo que es ganar en el Bernabéu como jugador. De hecho contra el Real Madrid ha ganado más veces de las que ha perdido. Su balance es muy positivo: de los catorce enfrentamientos disputados contra los blancos tan sólo ha mordido el césped en cuatro ocasiones. Su carta de presentación, seis victorias y cuatro empates. Además marcó cinco goles –dos de ellos en el Bernabéu–, tres de cabeza, uno de disparo desde fuera del área y el otro después de un rechace de Casillas, tras un remate de cabeza de Kluivert, en una clara demostración de oportunismo.

Si bien debutó con derrota por dos goles a cero el 7 de diciembre de 1996, en su segundo partido de Liga celebrado el 1 de noviembre de 1997 ya saboreó la victoria por dos goles a tres, siendo él mismo el protagonista del segundo gol azulgrana tan recordado por la ejecución como por la celebración.

El Barça llegaba al campo merengue como líder en la novena jornada del campeonato de Liga. El equipo dirigido por un debutante Louis Van Gaal consiguió asestar un golpe de autoridad en la lucha por el título con una victoria muy reñida en el Bernabéu. El Real Madrid salió en tromba, pero Rivaldo a los cinco minutos consiguió adelantar al equipo culé.

Ruud Hesp, que defendía la portería del Barça, realizó uno de sus mejores partidos como azulgrana con una actuación soberbia que desbarató el caudal de ocasiones que Raul, Mijatovic y Suker perpetraban una y otra vez ante la defensa experimental del técnico holandés, que colocó a Reiziger como central para acompañar a Couto en detrimento de un Abelardo que entró en el campo a arreglar el desaguisado en el minuto 25 substituyendo a De la Peña.

El Barça acabó ganando el partido después de un gol con dedicatoria final del brasileño Giovanni a pesar de que el Real Madrid lograra empatar en dos ocasiones. Además, acabó alzándose con el título liguero a falta de cuatro jornadas después de liderar la clasificación de principio a fin exceptuando las jornadas 13 y 14. El título acabó con cuatro años de sequía y supondría la llegada de la 15ª liga a las vitrinas del Museu. Los azulgrana, además, lograron el doblete al conquistar también la Copa del Rey.

REAL MADRID 2 – BARÇA 3

Fecha: 1 de noviembre de 1997

Real Madrid: Cañizares, Panucci (Jaime S. 74′), Hierro, Sanchís, Roberto Carlos, Seedorf, Redondo, Amavisca (Morientes 82′), Raul, Mijatovic, Suker

Barça: Hesp, Ferrer, Couto, Reiziger, Sergi Barjuan, Figo, Oscar Garcia (Amor 77′), De la Peña (Abelardo 25′), Luis Enrique, Rivaldo, Stoichkov (Giovanni 54′)

Árbitro: Ansuategui Roca

Goles: 5′ Rivaldo, 48′ Raul, 50′ Luis Enrique, 61′ Suker, 79′ Giovanni.

Comparte este artículo

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos