Los gayumbos de Neymar

Por el momento no ha mostrado sobre el césped del Camp Nou todo el potencial futbolístico que le acompaña desde hace años, pero lo que sí es innegable es que Neymar es una máquina de hacer dinero. Una verdadera multinacional con contratos multimillonarios con empresas de todos los sectores, comenzando por el gigante de ropa deportiva que viste a la canarinha y también al Barça.

Una de esas firmas es Lupo, una compañía brasileña dedicada al mundo de la ropa interior con la que Neymar firmó un contrato hace ahora tres años que le reporta algo más de 1’5 millones de euros anuales.

Hasta aquí, nada extraño. Lejos quedan los tiempos en que los jugadores vestían las botas de fútbol que compraban personalmente en función no del dinero que cobraban por ello, sino por el gusto propio. Ese romanticismo terminó y el deporte rey está más comercializado que nunca.

Pero en un mundo en que se sanciona a un futbolista por mostrar una camiseta en favor de los niños enfermos de cáncer, no deja de ser curioso que pase inadvertido que un futbolista aproveche la máxima competición europea para publicitar una marca.

Eso ocurrió, voluntariamente o no, con Neymar en el Vicente Calderón hace poco más de una semana. El brasileño fue captado hasta en cinco ocasiones durante el partido de Champions League subiéndose la camiseta y bajando sus pantalones para mostrar la marca Lupo y los calzoncillos que llevaba ese día. Si la acción de Neymar es voluntaria, demostraría que el jugador brasileño prefirió sacar tiempo en un partido tan tenso para pensar en sus cosas antes que poner los cinco sentidos en el juego. Y esas cosas, en este caso, tienen un nombre: dinero.

Un portavoz del patrocinador del 11 azulgrana ha negado en Brasil que la compañía haya realizado alguna indicación a Neymar, y calificó la acción del futbolista como «espontánea«, aunque confesó que ese gesto «gustó a Lupo«. Un gesto que, de producirse en una competición como el Mundial, con contratos de patrocinio de FIFA, podría conllevar serios problemas al jugador.

Neymar ha sido el único fichaje del Barça en la gris temporada que está a punto de acabar. Es un futbolista joven, con talento y con potencial que ha sido contratado por un precio desorbitado que prácticamente duplica el que anunció una y otra vez el club.

Pero es que Neymar, que no jugará más esta temporada con el Barça y ha tardado apenas unas horas en cambiar su imagen azulgrana en Twitter por la de Brasil, «ha jugado para muchos equipos, pero pertenezco a uno: Nike FC«.

A ese y al de los gayumbos, claro.

La respuesta de Neymar

Eduardo Musa (NR Sports) ha sido el encargado de ofrecer la versión de Neymar en su página web oficial al afirmar que las fotos en que Neymar aparece durante un partido del FC Barcelona exhibiendo la marca de su ropa «no fue una acción de marketing, sino que ocurrió de la forma más espontánea posible y sin ninguna planificación«. Musa explicó que el futbolista tiene por costumbre usar el pantalón bajado, algo que puede ser comprobado en diversas fotos desde su época en Santos FC. «Es un gesto natural, no forzado y eso es lo que ocurrió en esas fotos tan comentadas. Es una práctica natural«, añadió.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos