Llega el Atleti

Tan sólo existía un rival contra el cual nunca se había enfrentado el Barça en competición europea y es el que le ha caído en suerte en estos cuartos de final: el Atlético de Madrid. Este duelo inédito tendrá su primer acto mañana en el Camp Nou y no será hasta el miércoles día 9, en el Vicente Calderón, cuando sepamos cuál de los dos equipos accede a la ronda de semifinales.

El Atlético se presenta en esta cita estelar de los cuartos de final después de haber completado una frase de grupos impecable –líder con diez puntos de ventaja sobre el Zenit, segundo clasificado– y de arrollar al Milan, imponiéndose tanto en San Siro (0-1) como en el Vicente Calderón (4-1).

El resultado del sorteo supone que colchoneros y culés acaben disputando un total de seis partidos, entre ellos, en la presente temporada. De momento se han consumido la mitad de esos duelos y el resultado no es más que una muestra de la dificultad e igualdad que, a buen seguro, presidirá el duelo en la Champions League: tres empates (dos de ellos en el Vicente Calderón) y un saldo total de dos goles –Villa y Neymar– en 270 minutos disputados.

Pocos imaginaban, a pesar de los recientes éxitos en la Europa League y en la Copa del Rey, que el Atlético de Madrid tuviera el suficiente fondo de armario en su plantilla para poder rivalizar en la Liga con el Real Madrid y el Barça, pero lo está consiguiendo. Después de consumirse las primeras 31 jornadas, el equipo colchonero es líder con un punto de ventaja sobre los culés y tres sobre el equipo blanco. ¿Dónde está la base del éxito de un equipo ausente en esta ronda de cuartos desde 1997?

El fichaje de Diego Pablo Simeone supuso un punto de inflexión en la buena labor que ya había iniciado Quique Sánchez Flores. El argentino ha logrado imbuir a su plantilla del estilo y los valores tradicionales inherentes al club atlético: lucha, sacrificio y solidaridad colectiva, siendo en este apartado donde ha intentado hacer hincapié a la hora de ensamblar el equipo. Su Atleti es un equipo bien organizado defensivamente y muy trabajado en su disposición táctica, donde la estrategia y las jugadas a balón parado suponen una amenaza de primer orden para cualquier rival.

Desde su llegada al club de la ribera del Manzanares, Diego Simeone ha mostrado predilección por un sistema 4-2-3-1 que le permite dar cobertura y amparo a la idea que desde un principio albergaba para su Atlético: construir un equipo compacto desde la defensa, con las dos primeras líneas muy juntas y con los interiores replegándose en ayuda al doble pivote que enlaza la defensa y el ataque. Ya en el último partido contra el Barça lograron anular su juego escalonado asociativo, reduciendo los espacios y dejando muy pocas ocasiones de gol al conjunto de Gerardo Martino. Como sistema alternativo suele adoptar un 4-4-2 para partidos más asequibles y cuando juegan en el Vicente Calderón, pero sin renunciar a los principios que son innegociables para el Cholo: agresividad, intensidad máxima y solidaridad en la presión cuando el rival tiene el balón.

Para la ida en el Camp Nou, el once rojiblanco tiene la importante baja por sanción de Raúl García, un jugador que se ha destapado como goleador esta temporada. Su ausencia supondrá un alivio para la defensa azulgrana, ya que prácticamente la mitad de sus 15 goles han llegado en remates de cabeza. A excepción del convaleciente Manquillo (único lesionado), el resto de la plantilla se encuentra en óptimas condiciones para disputar la eliminatoria y el único apercibido de sanción es Insúa, lateral suplente de Filipe Luís. El once con más posibilidades para este primer duelo de cuartos (en sistema 4-2-3-1) es el siguiente:

Courtois. A un nivel excelente durante toda la temporada, el meta belga domina prácticamente todos los registros que definen a un gran portero: ágil, de grandes reflejos y eficaz en el uno contra uno, su envergadura (1.95 metros) le ha permitido superar las dudas que tenía en los balones por alto hace un par de años.

Juanfran. Extremo reconvertido a lateral, ha logrado consolidarse como uno de los laterales derechos más solventes del fútbol español. Suele tener más problemas cuando se le encara por dentro, buscándole la diagonal, que en carrera y al espacio.

Miranda. Una de las grandes revelaciones desde la llegada de Simeone. Es un central de buen nivel técnico y muy rápido, tanto en carrera como en ejecución de movimientos. Se complementa de manera espléndida con su pareja en el eje central.

Godín. De perfil más agresivo y contundente que su émulo brasileño. Bueno en la marca y muy solvente en el juego aéreo, encuentra más dificultades cuando se consigue sacarlo de su zona.

Gabi. Capitán y uno de los líderes del equipo, es la pieza clave de Simeone en la transición defensa-ataque. Básico en la recuperación de balón y excelente en el posicionamiento táctico, es incansable en la presión y peligroso en sus tiros de larga distancia.

Thiago/Mario. El portugués se disputa el otro puesto de mediocentro con Mario. Cualquiera de los dos puede ser titular en el Camp Nou, ya que responden a perfiles muy parecidos: intensos y con capacidad sobrada para grandes despliegues físicos, se encargarán de tapar e intentar ahogar a la línea de construcción barcelonista.

Arda Turan. Después de Diego Costa, es el jugador más cotizado de la actual plantilla. A su enorme calidad técnica le suma una una infatigable capacidad de trabajo a la hora de ejercer la primera línea de presión. Se entiende muy bien con Costa y es muy desequilibrante en el uno contra uno.

Villa. Intermitente durante esta temporada debido, en gran parte, al rendimiento de Raúl García como mediapunta, el asturiano supone siempre una amenaza. Es el único jugador atlético que ha podido batir a Valdés esta temporada. Suele aprovecharse de los espacios que proporciona Diego Costa en su continua lucha con los centrales rivales.

Koke. Otro de los productos made in Simeone. Lo tiene prácticamente todo: técnica depurada, comprometido en defensa y responsable tácticamente, donde más sobresale es en su faceta como asistente.

Diego Costa. Pocos en el club pensaban que a estas alturas ya nadie echaría de menos a Falcao. El brasileño no sólo ha contribuido con goles para cubrir el hueco dejado por el colombiano, sino que su contribución al juego del equipo es, si cabe, más influyente. Delantero de mucho recorrido, tiene un fantástico dominio de ambas piernas y es muy peligros en balones al espacio y en jugadas a balón parado.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos