Lírica clásica

Del Camp Nou en el sótano oscuro,
de sus intérpretes, tal vez olvidado,
discutido y maltratado, cubriéndose de polvo,
yacía el pergamino del eterno Tiki-Taka.

Cuánto rondo dormía en sus renglones,
como la “cola de vaca”, flotando y
esperando la mano de nieve
que recoja el balón de las mallas.

¡Ay!, pensé; ¡cuántas veces el genio
así la manita orquestaba!
y una voz como Iker diciendo
“¡Joder!” con los brazos en jarra.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos