Las decisiones de Joan Laporta

El regreso de Joan Laporta a la presidencia del FC Barcelona escenificó ayer en el Camp Nou el fin de un periodo convulso, agitado y dominado por la mediocridad, los escándalos y la mala fe. Necesitado como estaba de un líder, el socio culé votó por el regreso de quien años atrás situó al club donde merecía y en un lugar que jamás debió abandonar.

Con sus antecesores presentes en la grada, Laporta salió al escenario sin papeles para elaborar un discurso de media hora en el que abogó por el trabajo, la unión y la mirada hacia adelante. Hizo un guiño a Messi («intentaré convencer a Leo de que se quede») y se rindió a los deportistas, en cuyas manos situó el secreto de la recuperación del mayor club polideportivo del mundo.

No quiso Laporta dejar de lado la durísima situación económica del Barça, enferma por la gestión de los últimos años y agravada por la pandemia. Reconoció la necesidad de esfuerzos, agradeció la implicación de su equipo y tuvo la habilidad para mezclar seriedad, emociones y guasa en un discurso bien articulado en el que no se comió sílaba alguna.

Entre agradecimientos, recuerdos, bromas y buenas intenciones. Laporta dejó claro que llega para tomar decisiones. “He venido a mandar, a no huir de las responsabilidades”, dijo. Una frase tan corta como contundente cuya certeza se verá en las próximas semanas y que viene a contradecir a los que piensan que su mandato estará condicionado por quienes han ayudado a conseguir el aval que marca la ley para poder ocupar el cargo.

Así arrancó el día 1 de la nueva presidencia de Joan Laporta, quien haría bien en intuir que, si ya ha recibido palos antes de tomar posesión, difícilmente tendrá esos cien días de gracia que la tradición otorga a quien llega para gobernar.

Y también en eso, en esquivar los obstáculos, tiene una larga experiencia.

Foto: FC Barcelona

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos