La Recopa del gol invisible

El 12 de mayo de 1982, el Barça se hacía con la segunda Recopa de su historia. Tras el histórico triunfo en Basilea tres años antes, el equipo azulgrana tenía ante sí una ocasión única para seguir sumando títulos europeos. El Camp Nou era el escenario de la final a la que el equipo de Udo Lattek llegó tras eliminar, sucesivamente, al Trakia Plovdiv búlgaro, al Dukla de Praga, al Lokomotiv de Leipzig y al Tottenham, este último en semifinales.

El último escollo antes del triunfo era el Standard de Lieja belga, un equipo con nombres como Preud’Homme, Gerets o Tahamata que a los siete minutos de partido ya mandaba en el marcador gracias a un tanto de Vandermissen. Simonsen lograba el empate justo antes del descanso, y el pequeño danés sería también el encargado de servir una falta rápidamente para que Quini anotara el 2-1 definitivo.

El gol de ‘el Brujo‘, fruto de la pillería de Simonsen, quedará para siempre en la memoria culé como el gol invisible, puesto que la transmisión televisiva no registró la jugada completa.

FC Barcelona: Urruti, Gerardo, Miguelo, Alexanco, Manolo, Sánchez, Moratalla, Esteban, Simonsen, Quini, Carrasco.

Standard Lieja: Preud’Homme, Gerets, Poel, Meeuws, Plessers, Vandermissen, Daerden, Haan, Botteron, Tahamata, Wendt.

Árbitro: Walter Eschweiler (RFA).

Para quienes no recuerden aquel partido, aquí está un vídeo con los goles.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos