La lógica imposible en Europa

La Copa Libertadores, torneo sorteado ayer en Paraguay, es poco menos que una prueba de fidelidad para los aficionados al fútbol. Empezando por un sorteo en el que no se saben todavía todos los participantes, el desbarajuste es absoluto en el calendario de la liguilla de grupos, con partidos durante tres días y horarios para todos los gustos, y desemboca en una primera fase en la que se ven no pocos campos semivacíos y partidos de dudosa calidad. Y eso que en el sorteo, a diferencia de la Champions League, sí pueden quedar encuadrados en el mismo grupo dos clubs del mismo país.

Es a partir de los octavos de final cuando podría decirse que comienza de verdad la competición. ‘Como en Europa‘ se podría apostillar… Pero en la Conmebol tienen una suerte de justicia deportiva en la que, quizá, debiera fijarse UEFA. Allí, en América, se toman los puntos de los 16 clasificados, dos por grupo y se establece una tabla, dividida en dos partes, los primeros y los segundos, ordenados todos ellos en base a su puntuación.

¿Injusto? ¿Ridículo? Todo es opinable, claro, pero tomando esa referencia es indudable es que en ese sistema de clasificación priman los resultados generales y obligan a todos los participantes a tomarse cada partido como el último. Así, desaparecen sorteos de cualquier clase, encuadrándose directamente los equipos en base a sus puntos. De esta forma, el mejor primero jugará frente al peor segundo y así consecutivamente en un cuadro perfectamente definido hasta la final.

Lo único que hace la Conmebol es intervenir en las semifinales, en las que se salta el cuadro en caso de que entre los cuatro clasificados haya dos del mismo país para enfrentarles directamente. Situación que no se produce si por ejemplo son tres o incluso cuatro. Lógicamente.

Trasladada esta circunstancia a la Champions, veríamos que la derrota del Bayern ante el City no habría sido tan intrascendente como ha parecido al final, que el Milan quizá no se habría agarrado a un simple empate ante el Ajax o que el Arsenal no habría ido poco menos que de paseo a Nápoles.

Tomando como ejemplo el orden de la Libertadores, esta sería la clasificación para los octavos de final:

PosiciónEquipoPuntosPosiciónEquipoPuntos
1Real Madrid16+159Mancheser City15+8
2Atlético de Madrid16+1210Arsenal12+3
3Bayern de Múnich15+1211Olympiacos10+2
4Manchester Utd.14+912Schalke 0410
5PSG13+11*13Bayer Leverkusen10-1
6FC Barcelona13+11*14Milan9-3
7Chelsea12+915Galatasaray7-6
8Borussia Dortmund12+516Zenit6-4

* El PSG quedaría por delante del Barça puesto que habiendo marcado y encajando los mismos goles (16-5), el equipo francés superó al catalán en marcarlos fuera de casa (10 a 3).

A partir de esta tabla de los 16 equipos clasificados para los octavos de final, el cuadro hasta la final quedaría ya definido, pendiente, tan solo, de la posibilidad apuntada respecto a que entre los últimos cuatro participantes dos fueran del mismo país.

Este sería el cuadro de la competición a partir de octavos. Por un lado:

  • Zenit – Real Madrid
  • Manchester City – Borussia
  • Bayer Leverkusen – Manchester United
  • Schalke 04 – PSG

Por el otro:

  • Galatasaray – Atlético Madrid
  • Arsenal – Chelsea
  • Milan – Bayern Múnich
  • Olympiakos – FC Barcelona

A la vista del cuadro se aprecia hasta qué punto le penalizarían al Chelsea las dos derrotas frente al Basilea, o al Barça la derrota en Amsterdam. Aunque, por encima de todo, hoy se podría de entrada especular con unos cuartos de final explosivos entre Barça y Bayern, una revancha entre Real Madrid y Borussia o el morboso retorno de Pellegrini al Bernabéu.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos