La junta recurre y renuncia a los avales

Un sí pero no, un no, un sí…. La indefinición que ha caracterizado a la directiva de Josep Maria Bartomeu ha quedado plasmada en la última decision tras conocer que el juez no estimaba la demanda de acción de responsabilidad social contra la anterior directiva de Joan Laporta. Al final, la directiva interpondrá un recurso a este fallo judicial, pero renunciará a ejecutar los avales que debían presentar en los próximos días los anteriores gestores a resultas de otra denuncia presentada por Vicenç Pla. En cualquier caso, la tercera decisión adoptada es que una vez conocido el resultado del recurso, sea una Asamblea extraordinaria de Socios la que decida el próximo paso.

La Junta del Barça se reunió durante tres horas para decidir seguir adelante. Bartomeu considera que el club «tiene derecho a recuperar parte de las pérdidas reclamadas durante el proceso», porque, según ha recordado el juez le ha dado la razón al Barça en ocho de los once puntos de su sentencia. Sin embargo, los tres en los que la antigua directiva ha salido victoriosa (Sogecable, Mediapro y Viladecans), son los que generan mayor cuantía, concretamente los dos primeros.

En respuesta a las declaraciones de Laporta de la víspera, Bartomeu ha insistido en que su directiva no va contra nadie. «Hacemos nuestro camino y vamos siempre a favor del Barça, porque defendemos los intereses del club y tenemos el mandado de la Asamblea de Compromisarios para tirar hacia adelante la Acción de responsabilidad social, lo cual significa que agotaremos los recursos hasta que la sentencia sea firme», ha dicho.

En todo caso, en cuanto se conozca el fallo -que  se puede producir entre los próximos 12 a 18 meses-, será la Asamblea de socios la que decida sobre la ejecución de la sentencia en segunda instancia. Pero no han acabado aquí las decisiones de la directiva de Bartomeu, que no ejecutará los avales contra Laporta y siete exdirectivos. Después de una demanda interpuesta por el socio Vicenç Pla, todos ellos estaban obligados a avalar 23,2 millones de euros (casi 3 por cabeza), y la generosidad del presidente se ha producido en este punto: «Sabemos de qué va un aval bancario y qué significa tener un patrimonio embargado o controlado. Queremos liberar a estos directivos y a sus familias de todo el sufrimiento que han tenido en estos años. Es una decisión justa».

De elecciones, Bartomeu no habla. «Nosotros no estamos pensando ahora mismo en elecciones, sino en gestionar el club, pero cualquiera que quiera presentarse a las elecciones de 2016 esta legitimado a hacerlo». En los primeros sondeos aparecidos tras asegurar Laporta que no descartaba presentarse a las elecciones, el resultado era apabullante a favor del antiguo presidente (58,2 %) muy por delante de Agustí Benedito (31%). Había más socios indecisos (5,5%) que dando apoyo a Bartomeu (5,3%) en una muestra que solo puede marcar tendencias y nunca fiabilidad absoluta.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos