La elección forzada de Munir

Munir debutó ayer con la selección española en un partido oficial. El chaval, un perfecto desconocido para muchos hace solo unos meses, se ha convertido de la noche a la mañana y gracias al buen rendimiento ofrecido en el césped, en uno de los nombres de este inicio de temporada.

Dicen que se trata de un chico humilde, que tiene las cosas muy claras y que no va a dejarse llevar por la golosa tentación de la fama. Sabe que es jugador del Barça B aunque, por el momento, Luis Enrique haya apostado por él en las dos jornadas de liga disputadas en primera. El camino que tiene ante sí Munir es largo y, si no se tuerce, brillante.

Sin embargo, conviene analizar bien lo que significa la llamada de Vicente del Bosque para sustituir a Diego Costa. ¿Realmente obedeció a razones deportivas? El seleccionador afirma que esa ha sido su única motivación, aunque no parece muy razonable que habiendo delanteros más contrastados (Llorente, Negredo, incluso Sergio García) decidiera suplir al 9 del Chelsea con un juvenil.

Uno no puede evitar retroceder en el tiempo y plantarse en 2008, cuando Luis Aragonés decidió convocar a Bojan Krkic para un partido en Málaga ante el riesgo de que Radomir Antic, entonces seleccionador serbio, se le adelantara. Bojan acudió pero, seguramente consciente del carácter prematuro de la decisión, acabó por pedirle a Luis que, por motivos personales, no le llevara a la Eurocopa de aquel verano que España acabaría ganando. ¿Cómo acabó la historia? Bojan disputó un único partido oficial con la selección española. Fue frente a Armenia en la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica, ya con del Bosque como entrenador.

Marruecos será la sede de la próxima Copa de África de naciones, que se disputará del 17 de enero al 8 de febrero de 2015. Y Ezaki Badou, el seleccionador marroquí, tenía previsto convocar a Munir como principal atractivo para la selección anfitriona. ¿Les suena? El exportero del Mallorca no podrá hacerlo, puesto que el debut del joven delantero culé destierra definitivamente esa opción.

Al final, es cierto, ha sido Munir quien ha decidido por qué selección jugar. Tan cierto como que el meteórico crecimiento de su fama ha hecho que esa decisión, que sin duda querría haber tomado con más pausa, se precipitara. Llamó primero España y Munir aceptó la invitación, como hizo Bojan en su día y como rehusó hacer Leo Messi, que tenía bien clara su condición de argentino.

Lo que quizá convendría plantearse es el papel de Vicente del Bosque en este asunto, donde ha actuado –seguramente presionado– con unas miras más propias de un equipo pequeño, ansioso y acaparador que de un campeón de Europa y del Mundo como él. En las próximas convocatorias saldremos de dudas y veremos si lo de Munir fue flor de un día o si, como afirmó el seleccionador, responde únicamente a criterios futbolísticos.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos