FC_Barcelona_1910 (620 x 430)

Hoy se cumplen 104 años del primer título copero del Barça, una octava edición del trofeo que estuvo llena de peculiaridades. Porque, para empezar, hay dos campeones de la Copa de 1910 reconocidos por la actual Real Federación Española de Fútbol. ¿Cómo es esto posible?

Para resolver este misterio, aún habría que viajar en el tiempo otro año más atrás, concretamente hasta enero de 1909. Hasta ese momento, la organización de la Copa había estado a cargo del Madrid C.F. y de la Federación Madrileña de Fútbol y siempre se había disputado en la capital de España. Pero ese año, nueve clubes decidieron fundar la Federación Española de Clubes de Fútbol, antecesora de la actual RFEF, con la misión de organizar el torneo. La edición de 1909 la ganó el Club Ciclista de San Sebastián, rompiendo una racha de 4 títulos consecutivos del Madrid. Y estalló la polémica: el equipo donostiarra insistió en organizar en el País Vasco la edición de 1910, hartos del favoritismo que suponía para los equipos madrileños no tener que hacer largos desplazamientos para jugarla.

La mayor parte de los clubes de la FECF se opusieron a esto, por lo que al Club Ciclista no se le ocurrió otra cosa que crear la Unión Española de Clubes de Fútbol. Como este organismo no estuvo debidamente constituido hasta 1912, el torneo del norte estuvo organizado por clubes que no integraban la FECF.

Tras atraer a un total de 15 clubes, al final solo participaron en el Torneo de San Sebastián tres clubes: el Athletic Club, el Vasconia Sporting Club y… ¡el Madrid C.F.! La leyenda cuenta que los madrileños prefirieron inscribirse en el torneo “separatista” porque era en el que participaba el Athletic, uno de los mejores y más laureados clubes del momento, y creyeron que tendría más prestigio. Curiosamente, el Club Ciclista de San Sebastián no participaría, ya que se había separado hacía unos meses y se había refundado en septiembre en la Real Sociedad de Fútbol, por lo que el representante guipuzcoano sería el Vasconia. Finalmente se alzó con el triunfo el Athletic Club, en la primera ocasión que utilizó el rojiblanco en las camisetas —blanquiazules hasta entonces—.

Por otra parte, al torneo de la FECF se inscribieron siete clubes, aunque a la cita se presentaron finalmente solo tres: el FC Barcelona, el Club Español de Madrid y el Real Club Deportivo de La Coruña.

El Barça (5-0) y el Español de Madrid (1-0) vencieron al Deportivo en los dos primeros partidos, quedando el último partido del triangular como la final que decidiría el título. El encuentro, jugado el 26 de mayo en el Estadio del Tiro del Pichón en Madrid, comenzó con dos goles de Buylla para los locales. Sin embargo, tras el descanso, el Barcelona tuvo una reacción aplastante con goles de Rodríguez y de un Carlos Comamala que acabaría la temporada con 58 goles. A menos de cinco minutos para el final, Charles Wallace anotó de nuevo para el Barça, dejando el marcador en 2-3 para los catalanes. En el diario barcelonés La Vanguardia se recordaba el hecho en una pequeña nota:

lavang

Años más tarde, la Real Federación Española de Fútbol, organismo fundado en 1913, reconocería y daría validez a ambos títulos, por lo que los dos contabilizan en el palmarés de la Copa de España.

FICHA DEL PARTIDO:

Estadio del Tiro del Pichón (Madrid). 26 de mayo de 1910. Partido final de la VIII Copa del Rey.

Árbitro: Lemmel

2- ESPAÑOL DE MADRID:  García, Alvárez, Navarro, Giralt, Herrera, Yarza, Gregorio, Buylla, Negre, Morales y Giralt II.

3- FC BARCELONA: Solá, Bru, Amechazurra, A. Comamala, E. Peris, Grau, Forns, Rodríguez, C. Comamala, P. Wallace y C. Wallace.

Goles: 1-0, Buylla. 2-0, Buylla. 2-1, Rodríguez. 2-2, C. Comamala. 2-3, C. Wallace.