Josep Seguer, la polivalencia del Barça de les Cinc Copes

seguer

(Parets del VallèsBarcelona,  6 de mayo de 1923 – Vandellòs y L’Hospitalet de l´Infant, Tarragona, 1 de enero de 2014)

En las últimas horas ha fallecido a los 90 años Josep Seguer, legendario futbolista del Fútbol Club Barcelona de los años cuarenta y cincuenta. Llevaba varios meses delicado de salud, por lo que su fallecimiento no ha sido una sorpresa, pero sí ha conmocionado a los verdaderos aficionados culés, aquellos que saben ver que el club es mucho más que lo que ocurre entre el final del último partido y el principio del siguiente.

Seguer fue la polivalencia hecha futbolista. Jugó en todos los puestos posibles excepto como portero. En todos ellos respondía con igual entrega y rendimiento. Dotado de una buena técnica y un gran disparo, hizo sus primeras armas futbolísticas jugando primero como extremo y luego interior derecho, dentro de las delanteras de cinco hombres que se estilaban en la época. En esa posición avanzada debutó en Les Corts y es la misma en la que se había fogueado tanto en el CF Parets de su localidad natal como en el Granollers y en el Barça Amateur.

Debutó en el primer equipo con apenas 20 años, de la mano de Juan José Nogués quien le dio la alternativa en una época difícil para el club en lo deportivo y en lo social. La apuesta del técnico fue tan arriesgada como acertada, ya que junto al de Parets, hicieron su debut hombres como Calvet o Gonzalvo III. En ese momento se formó el embrión del equipo de les Cinc Copes, uno de los más brillantes de la historia del fútbol anterior a la Copa de Europa. Tras la llegada de Ladislao Kubala, el técnico y cuñado de la estrella húngara, Daucik, retrasó a Seguer, al que le iba a ser difícil ser titular en una delantera lujosa, aquella que formaron Basora, César, Kubala, Vila y Manchón. A partir de ese momento, el atlético ‘noi de Parets‘ pasó a ser el multiusos ideal, un jugador notable en cualquier posición de medio campo hacia atrás. Por su descomunal derroche físico, se adaptó a la perfección a la posición de volante central en la era de la WM. Lo hizo de forma igual de brillante cuando jugó como lateral derecho, la posición que ocupó en más partidos, e incluso se defendió con prestancia como lateral izquierdo, posición en la que imponía su físico a pesar de jugar cambiado de pierna.

Durante las catorce temporadas que defendió los colores blaugranas ayudó a lograr 5 Ligas, 4 Copas, 2 Copas Latinas, 1 Copa de Oro y 3 Copas Eva Duarte, lo que le convierte en uno de los jugadores más laureados de la historia del club. Disputó un total de 370 partidos con el primer equipo, con el que logró 64 goles, incluyendo partidos amistosos. Estas cifras no dejan de ser meros datos de lo que supuso para aquel equipo diesel, apelativo por el que era conocido por sus compañeros. Formó parte del Barça que dejó pequeño Les Corts y por el que se tuvo que construir el Camp Nou, aunque él no llegó a jugar en el nuevo estadio ya que fichó por el Betis en verano de 1957, meses antes de la inauguración del coliseo azulgrana.

Jugó en la ciudad hispalense hasta su retirada en 1958. Posteriormente llegó a dirigir al cuadro verdiblanco en Primera División. Tras su etapa en Heliópolis volvió a Cataluña para dirigir al Lleida, hasta que llegó a dirigir al Condal, filial azulgrana en aquellos momentos. En la temporada 1969-70 ejerció de entrenador puente entre Salvador Artigas y Vic Buckingham. Dirigió al equipo durante once encuentros. Posteriormente, volvió a la cantera, el lugar en el que más le gustaba trabajar y siguió su carrera de entrenador hasta que se retiró de los banquillos a los 60 años, cuando entrenaba al Reus. El pasado 3 de abril de 2013, el Barça le ofreció un homenaje tan merecido como tardío.

Con Seguer se va no solo un ex-futbolista excepcional y una persona de gran calidad humana, se marcha para siempre el último testimonio de un equipo de leyenda, el Barça de les Cinc Copes, aquel que alegró a una ciudad que vivía las penurias de los tiempos más grises del franquismo. De aquel cuadro legendario solo queda vivo Gustau Biosca, ‘el Gitano‘, que desgraciadamente tiene una penosa enfermedad mental. Ningún testigo directo de aquella gesta nos podrá dar testimonio oral de aquellos partidos. Por ello, el fútbol está de luto por partida doble.

Ángel Iturriaga es historiador y escritor. Autor, entre otras obras, del ‘Diccionario de jugadores del FC Barcelona’ y de ‘Paulino’, una biografía novelada de Paulino Alcántara.

 Foto: fcbarcelona.com

Comparte este artículo

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos