Hay caso Messi

La marcha de Leo Messi del Barça es algo que está en todos los corrillos barcelonistas desde hace meses. En ese tiempo, hay intereses de todo tipo para ligar el descrédito de la actual directiva con la mala relación con la estrella. ¿Se acuerdan de aquellas declaraciones del argentino en respuesta a las de Javier Faus? De eso no hace tanto, ni un año. Después de la renovación de Leo, todo parecía que volvía a su cauce, sobre todo porque el jugador –20 millones de euros anuales– se convirtió en el mejor pagado del mundo, pero no fue así. Aquellos que ligaron el adiós de Pep Guardiola del Barça por su falta de conexión con la directiva de Sandro Rosell, pueden tener ahora un nuevo argumento para insistir en lo mismo después de que Messi haya declarado a Olé: “Siempre dije que me gustaría quedarme, pero a veces no todo se da como uno quiere”.

No es interpretable, simplemente el argentino parece cansado de la situación. No es la primera vez que el delantero habla así sobre su futuro, aunque nunca lo hizo tan claro. En mayo pasado, tras renovar con el club, Messi llegó a Rosario tras perder la Liga y volvió a hablar en Ezeiza: “Muchas veces dije que el Barça es mi casa, pero el día que la gente no quiera más que estemos ahí no lo voy a estar. Quiero mucho a este club y si hay gente que no me quiere, que duda de mí y prefiere que me vaya, no tengo ningún problema”.

¿Que ha cambiado en este tiempo? El Barça está construyendo un nuevo equipo, cuenta con un nuevo entrenador y el jugador, siendo desequilibrante, no es aquel futbolista que maravilló al mundo. Mientras tanto, en los corrillos se sigue hablando, cada vez con la voz más alta, sobre supuestas ofertas con mayúsculas procedentes de Al Thani o de la Premier, y la descabellada idea de poder vender a Messi ya no parece una locura, sino una posibilidad que el tiempo determinará si es más o menos factible.

Cuando Marcelo Sottile, el periodista de Olé, le pregunta cómo están las cosas en Barcelona, Leo recuerda que se trata de “un club muy grande”, por lo que cuando pierdes dos partidos seguidos: “empiezan a venir los problemas, a salir críticas de todos los lados”.

“Vino un nuevo técnico (Luis Enrique), con nuevas ideas, y eso lleva un tiempo. Tenemos jugadores más que suficientes para hacer cosas importantes este año. Y lo tomo con tranquilidad. Esto recién empieza. Falta mucha Liga, Champions… Así que estoy tranquilo”, asegura.

Messi dice que cuando las cosas no van bien tiene que convivir con las críticas: “De afuera parece todo fácil pero no lo es” y es entonces cuando Sottile pregunta:

Seguís pensando en quedarte toda tu vida deportiva en Barcelona? ¿O a veces, por todo esto, por las críticas o por probar en otro país decís “por ahí me voy”?
-No, hoy por hoy vivo el presente. Pienso en hacer un gran año y ganar los títulos que queremos en Barcelona. Y nada más. Después se verá. El fútbol da muchas vueltas… Si bien siempre dije que me gustaría quedarme siempre allá, a veces no todo se da como uno quiere.

-¿O sea que si te vas no sería por vos sino porque otro te lo dice?
-Sí, muchas veces lo dije. Que si por mí fuera me quedaría siempre. Pero como dije recién, no siempre se da todo lo que a uno le gusta. Más en el fútbol, que es tan cambiante y que pasan tantas cosas. Es complicado, más en los momentos que está pasando hoy el Barcelona.

Por mucho que se intenten minimizar estas declaraciones, hay caso Messi y eso supone un enorme problema para la directiva y para el futuro inmediato del club. Si el balón no entra, el tsunami en el que estará envuelto el Barça será de proporciones gigantescas.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos