Grupo H: Bélgica y otro más

Bélgica, la sorpresa en la clasificación, es la principal favorita de un grupo equilibrado que completan Rusia, Argelia y Corea del Sur. Si se cumplen los pronósticos, las dos selecciones europeas deberían pasar.

BÉLGICA

hazard

De tanto hablar sobre que los ‘Diablos Rojos‘ son los tapados en este Mundial, no sé si acabarán de creérselo o dimitirán a la primera dificultad del camino. El equipo entrenado por Marc Wilmots es una suma infinita de talentos, de jugadores jóvenes y desequilibrantes y que maravillaron en la fase de clasificación, en la que finalizaron con nueve puntos de ventaja respecto al segundo: Croacia.

Es un conjunto equilibrado en todas sus líneas. Tiene a Thibaut Courtois (Atlético Madrid) en la portería, a Vincent Kompany (City) como jefe de la defensa, un centro del campo con Fellaini (United) y una delantera con el magnífico Eden Hazard (Chelsea) y el potente Lukaku (Everton).
Ausentes en los dos últimos Mundiales y en las tres últimas Eurocopas, los belgas han generado tal expectativa que todo lo que no sea clasificarse para la siguiente ronda será un fracaso.

RUSIA

kerzakov

También regresan los rusos después de sus ausencias en Alemania y Sudáfrica. Lo hacen con un entrenador de renombre, Fabio Capello, y un equipo con pocos nombres. Seguramente Alexander Kokorin sea su mejor futbolista, aunque no sea un jugador que llame la atención.

Se clasificó tras una buena fase de grupo en la que dejó en la cuneta a selecciones teóricamente mejores, como Portugal, y eso que la apuesta de Capello fue importante con la ausencia de ‘vacas sagradas‘ como Arshavin, Pavlyuchenko, Pogrebnyak o Zyrianov.
Ofrece Rusia fiabilidad defensiva, un portero con oficio como Akinfeev, solidez en la zaga y pocos jugadores con desequilibrio. Además de Kokorin, destacan Dzagoev, Shirokov y Samedov, mientras que el gol lo pone Kerzhakov, ahora en el Zenit de San Petersburgo y que fue decisivo en la fase de clasificación. Los rusos abren el Mundial ante Corea del Sur, se miden posteriormente a Bélgica y cierran con Argelia.

ARGELIA

feghouli

La única selección árabe de la competición tiene poco fútbol que ofrecer. Cuentan con un equipo fiable en defensa, pero con poco talento, más allá de Sofiane Feghouli (Valencia) y del joven Nabil Bentaleb, un jugador de 19 años nacido en Francia, que juega en el Tottenham Hotspurs, y que ha decidido apostar por Argelia pese a haber jugado en las categorías inferiores con Francia.
La defensa la dirige Madjid Boughera y en el equipo, además, de Feghouli, otros tres jugadores militan en equipos españoles. Son los casos de Liassine Cadamuro (Mallorca), Yacine Brahimi (Granada) y Medhi Lacen (Getafe).

Los zorros del desierto‘ jugarán por cuarta vez una fase final mundialista y en España 1982 ofrecieron su mejor versión. Tras ganar a Alemania (2-1) y Chile (3-2), quedaron fuera tras perder con Austria (2-0) y por una componenda entre alemanes y austríacos.

COREA DEL SUR

coreano

Como Rusia y Argelia, Corea del Sur también destaca por su fútbol defensivo. Es un equipo que lo fía todo a su defensa y afrontará su octava fase final consecutiva, aunque sus expectativas son mínimas, nada que ver con aquel equipo que sorprendió en su Mundial (2002), gracias a la fortaleza física y a los arbitrajes. Después de contar con tres seleccionadores en cuatro años, el equipo ha ganado estabilidad con Hong Myung-bo y cuenta con un cartel de combativos jugadores de segunda fila.

Seguramente el jugador más talentoso es el centrocampistas Son Heung-Min, que milita en el Bayer Leverkusen, aunque también destaca el recuperado delantero Park Chu-Young de la segunda inglesa (Watford) y Lee Keun-Ho, que juega en su pais y ha sido uno de los máximos goleadores en la fase de clasificación.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos