Grupo C: Incertidumbre total

 jackson_martinez_colombia

El grupo C aglutina a cuatro selecciones que, a priori, sufrirán para superar los octavos de final y entre las que es complicado elegir una favorita a pasar como líder de grupo con claridad.

Colombia

Colombia tratará en la cita brasileña de desterrar el mal fario que suele acompañarle en estas competiciones, como cuando Higuita le regaló a Roger Milla el gol con el que fueron eliminados en Italia ’90, o el desastre de USA ’94 que acabó con su capitán tiroteado. Mal empiezan: no podrán contar con su principal estrella.

Es inevitable pensar que la lesión de Radalmel Falcao resta muchísimos enteros al equipo dirigido por Pekerman, seleccionador de Argentina en el Mundial de Alemania de 2006. Sin embargo, los colombianos tratarán de hacer valer su segundo puesto en la ronda clasificatoria sudamericana poniendo en juego la calidad que atesoran centrocampistas como Cuadrado, Freddy Guarín o James Rodríguez. En la vanguardia, en ausencia del delantero del Mónaco, la responsabilidad recae sobre todo en Jackson Martínez, que si presenta el olfato de gol demostrado en Oporto podría ponerse las botas en este grupo.

Merece también atención un futbolista que este año ha destacado en la Liga española: Carlos Bacca. El delantero del Sevilla puede ser uno de los tapados de este Mundial que, para Colombia, comienza el sábado ante Grecia.

Grecia

Greece-Mitroglou

Los helenos han alcanzado su tercera cita mundialista por los pelos, venciendo a Rumanía en una repesca tras perder el primer puesto de su grupo de clasificación con Bosnia por diferencia de goles. Precisamente esta estadística no es su fuerte: los 25 puntos conseguidos en los 10 partidos de la ronda previa supusieron tan solo 12 goles.

El portugués Fernando Santos será el seleccionador encargado de llevar a cabo la difícil tarea de hacer olvidar a Otto Rehhagel, con quien Grecia se llevó el triunfo en la Eurocopa hace una década. Para ello, Santos ha convertido en todo un arte el marcador de 1-0, lo que nos da dos pistas muy claras: ningún griego acabará como máximo goleador del torneo (marcan un gol cada 75 minutos), pero será complicadísimo marcarles un tanto (encajan uno cada 225 minutos). La estrella del equipo, el delantero del Fulham Kostas Mitroglou, tratará de sacar oro de las escasas oportunidades que generen sus compañeros, con la ayuda de Samaras y de los veteranos KatsouranisKaragounis, los dos únicos supervivientes de la Euro de 2004.

Su gran objetivo en Brasil será superar la frase de grupos. Hasta ahora, solo han ganado un partido mundialista en toda su historia.

Costa de Marfil

Yaya-Toure-1

La poderosa selección africana tiene varias estrellas en su plantilla. Entre las figuras que juegan para Costa de Marfil encontramos a Drogba, Bony, Kalou o Gervinho, pero el gran referente del equipo es Yaya Touré. El centrocampista del City pasa por un gran momento y será el encargado de liderar a su selección. Sus tres goles en la clasificación y su presencia en el terreno de juego fueron claves para ganar el billete a Brasil.

En esta ocasión no han caído en un grupo tan duro como el de su primer Mundial, el de Alemania 2006, donde no pudieron clasificarse ante Argentina, Holanda y Serbia. Sumado a la inesperada y pronta eliminación en Sudáfrica 2010, convierte a esta cita en la ocasión perfecta para demostrar el poderío físico y la experiencia en grandes equipos europeos que reúnen estos jugadores.

Tras el fallido experimento de sentar en el banco a un técnico de la casa como François Zahoui, los Elefantes han regresado a la vieja fórmula del entrenador europeo. Sabri Lamouchi ha cumplido llevando a los marfileños a Brasil y ahora tratará de completar su mejor Mundial. Son los favoritos del grupo, pero…

Es la última oportunidad de hacer algo grande con su selección para Touré o Drogba, pero será Lacina Traoré quien podría hacerse un nombre este verano. Es la perla a seguir.

Japón

Kagawa

Los japoneses fueron los primeros en clasificarse para Brasil 2014, allá por el lejano junio de 2013. En la clasificación solo cedieron un encuentro, ante una Jordania que perdió la repesca con Uruguay. Su seleccionador, el italiano Alberto Zaccheroni, cogió las riendas tras el Mundial de Sudáfrica y llevó a Japón al título de la Copa de Asia. Las tres derrotas en la Copa de Confederaciones del pasado verano arrojaron dudas sobre sus tácticas.

El juego del equipo se basa principalmente en la legendaria disciplina táctica de los deportistas japoneses, aderezada con el talento de sus dos principales estrellas: el centrocampista del AC Milan Keisuke Honda y el delantero del Manchester United Shinji Kagawa. Este último, pese a no entrar demasiado en los planes del ya destituido David Moyes, domina los espacios como nadie en su selección y todo el fútbol que generan pasa necesariamente por sus botas.

Su objetivo en esta cita es superar el 9º puesto alcanzado en los Mundiales de 2002 y 2010 y meterse en los cuartos de final por primera vez. Si logran compensar la fortaleza física de sus rivales de grupo, tendrán su oportunidad.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos