Grupo B: La reválida para España

España, Holanda, Chile y Australia son las cuatro selecciones que componen el grupo B del Mundial de Brasil. A priori, la actual campeona del mundo es superior al resto de equipos, pero la igualdad entre chilenos y australianos hace que no pueda confiarse.

España

iniesta

La selección de Vicente Del Bosque llega a Brasil con la intención de revalidar el título obtenido en Sudáfrica y convertirse en la primera selección que encadena dos Eurocopas y dos Mundiales. Con algunas dudas más que en anteriores citas y varias bajas significativas (especialmente la de Thiago), el entrenador salmantino ha apostado por mantener el núcleo del equipo que triunfó en Sudáfrica, reforzado por jugadores como Diego Costa –entre algodones en las últimas semanas– y la presencia de algunos debutantes en una gran competición como Juanfran, Koke o Azpilicueta.

Tras la lesión de Valdés, el único que podía inquietar a Casillas, la portería tiene dueño en figura del capitán del Real Madrid, que estará flanqueado por un eje central formado por Piqué y un Sergio Ramos que se encuentra en el mejor momento de su carrera. Para los laterales, Del Bosque dispone de diversas opciones, aunque Jordi Alba y Juanfran parecen salir con ventaja sobre sus compañeros de línea.

El centro del campo, verdadero secreto del éxito de los últimos años, sólo registra la merecida entrada de Koke. Busquets, Iniesta y Xabi Alonso parecen fijos en el once titular, por lo que el jugador del Atlético de Madrid estará en condiciones de disputar la cuarta plaza a Xavi y Cesc, especialmente tras el rendimiento que han ofrecido esta temporada.

Arriba, ausentes Negredo y Fernando Llorente, la principal novedad es la presencia de Diego Costa, que aún debe demostrar su capacidad para integrarse en un tipo de juego muy diferente al que practica su club. Costa tendrá que repartirse la suerte del gol con un Pedro que siempre rinde con la selección y con dos veteranos como David Villa y Fernando Torres.

Holanda

van-persie

Louis Van Gaal afronta su último torneo al frente de la selección oranje antes de incorporarse a su nuevo club, el Manchester United. Como actual subcampeona del mundo, Holanda es una selección que transmite sensaciones opuestas. En defensa es un equipo que no destaca por su contundencia, mientras que arriba cuenta con futbolistas como Van Persie, Robben, Kuijt o Huntelaar que siempre han tenido un permanente idilio con el gol.

Entre unos y otros y ante la baja de Van der Vaart, Sneijder es el la principal baza a la hora de crear juego, mientras que jugadores como De Jong o De Guzmán actuarán como escuderos para hacer el trabajo sucio. No obstante, Van Gaal se guarda un as en la manga en la figura de Jordy Clasie. El joven centrocampista del Feyenoord se ha convertido en una de las figuras de la Eredivisie y, a sus 22 años, podría hacerse con una plaza como titular.

Chile

chile

Jorge Sampaoli recoge el testigo mundialista de Marcelo Bielsa, el técnico que dirigió a Chile en Sudáfrica, donde alcanzó la ronda de octavos de final. Estamos ante uno de los equipos que, pese a su escaso nombre, puede convertirse en la revelación del torneo. ‘La Roja‘ es una selección compacta, sólida y con futbolistas capaces de marcar la diferencia en todas sus líneas. Claudio Bravo, que presumiblemente se incorporará al Barça tras el torneo, es un fijo en la portería. La defensa –con Mena, Albornoz, Isla, Rojas, Medel y Jara– destaca por su organización, mientras que en el centro del campo hay una figura por encima del resto: Arturo Vidal. El juventino, que llega entre algodones al torneo, es clave para la fluidez de ataque chilena y aporta también llegada de segunda línea y gol.

En la delantera, Sampaoli cuenta con un Alexis Sánchez siempre brillante con su selección, con un Eduardo Vargas en racha anotadora en los partidos de preparación y con la presencia de Orellana, que ha realizado una brillante temporada en el Celta de Luis Enrique. Esa potencia ofensiva es, precisamente, una de las bazas que pueden explotar sus rivales, ya que en ocasiones hace que sean víctimas del juego de contraataque.

Australia

cahill

En principio, la selección australiana tiene poco que decir en este grupo. Con menor calidad que sus oponentes, el equipo de Ange Postecoglou tiene en Tim Cahill a su máxima estrella. El veterano delantero de los New York Red Bulls, que hizo prácticamente toda su carrera entre Milwall y Everton, será el encargado de capitanear a los socceroos, que combinan en su convocatoria veteranía y juventud y también jugadores que militan en la liga local y en distintos países europeos. En su tercera participación consecutiva en una fase final de un mundial, Australia no tendrá fácil evitar el regreso a casa tras los tres primeros partidos.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos