Gala León, Toni Nadal y la Davis

Dice Toni Nadal, entrenador de Rafa, que el nombramiento de Gala León como capitana del equipo español de Copa Davis es “extraño” y que “lo lógico” sería que el capitán fuese un hombre.

Justo en el momento en que el fútbol abre sus banquillos profesionales a las mujeres (El Clermont Foot de Corinne Diacre es un ejemplo), aludir a argumentos como que “en los vestuarios pasas mucho tiempo con poca ropa y no deja de ser extraño que sea una mujer la que esté dirigiendo la competición” resultaría hilarante si no fuera por lo bochornoso.

Toni Nadal ha equivocado el modo de dejar patente su malestar por la elección, que podría tener poco que ver con la persona elegida y mucho con la descartada, en especial si se trata de un extenista afín que venció en su día en Roland Garros y también colaboró a la consecución de la Copa Davis. A Nadal no le ha gustado la elección porque no se ha consensuado y, probablemente, tampoco se le ha consultado. “Es una persona que no conocemos dentro del circuito masculino y evidentemente creo que es una dificultad para ella, si no tiene conocimiento del juego que se realiza en este circuito”, ha añadido.

Con frecuencia leemos las quejas de muchos tenistas profesionales por la dificultad que les entraña compatibilizar la Copa Davis con los diversos torneos del circuito, que son los que mejoran su ranking y, sobre todo, los que aportan mayores ingresos económicos. Seguramente sería necesario modificar el sistema de competición de la Davis, pero del mismo modo habría que buscar una mayor implicación de las mejores raquetas en las diferentes eliminatorias para evitar que, como ha ocurrido este año, el equipo acabe descendiendo.

Es comprensible que los tenistas quieran influir en la designación del capitán de la Copa Davis, una figura que al final –sobre todo en España– es más simbólica que otra cosa. Pero de ser así, hay que ser transparente y claro, decir que no te gusta la elección por tal o cual razón y eludir argumentos que suenan a caspa, a machismo y a siglo pasado y resultan ofensivos no para Gala León, que también, sino para cualquier persona con un mínimo de sensibilidad. Aún no hemos escuchado qué opina Rafa Nadal de todo esto, aunque teniendo en cuenta su historial es más que probable que ponga un punto de lucidez y cordura.

Vamos, que hoy tenemos al equipo español de Davis en segunda división, a una mujer como capitana y al entrenador del mejor tenista del país haciendo comentarios machistas.

Un lío gratuito a cuenta de la Copa Davis, que debe ser una competición más casta que los circuitos masculino y femenino, en los que todo el mundo sabe que jamás ha habido ningún tipo de escarceo entre hombres y mujeres…

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos