Extracto del diario de memorias de Eloi Junqueres, periodista deportivo y de sociedad de la época, sobre los inicios del fútbol en la ciudad de Barcelona y la fundación del “Football Club Barcelona”, descubiertas, fruto de la casualidad, por su bisnieta Ona Piulachs Junqueres en un piso de la calle Princesa de Barcelona, en pleno barrio de La Ribera.

16 Diciembre 1899

Desde el pasado día 29 de noviembre, día de la reunión en el Gimnasio Solé, han ocurrido muchas cosas en el recién creado “Football Club Barcelona”. Casi veinte días han dado para mucho.

El domingo 3 de diciembre por la tarde se concentraron, en el Velódromo de la Bonanova, la mayoría de los jugadores que disputaron el encuentro celebrado días antes de la reunión del día 29. Una nueva partida para irse conociendo y ver la predisposición que cada jugador muestra en el campo y su mejor ubicación. En “Los Deportes” ha aparecido la convocatoria al partido para atraer al público bajo un vistoso titular “Football Club Barcelona” pero no se ha publicado reseña alguna del encuentro. No pude asistir por cuanto en el Frontón se diputaban unas partidas importantes. El partido se disputó entre los distintos socios del Football Club Barcelona repartidos en dos bandos. Al haber llegado a la cantidad de ellos suficientes para formar dos equipos les permite efectuar estas partidas. Football Club Barcelona versus Football Club Barcelona. Este ha sido el primer encuentro celebrado después de la fundación del club.

El día 8 de diciembre, viernes, se celebró por fin el encuentro mencionado por Gamper en la reunión del Gimnasio Solé. El otro equipo participante fue el “Team Inglés”. Por primera vez, el recién fundado Football Club Barcelona se ha enfrentado a un rival distinto. Aunque debería esto matizarse en vista de las alineaciones presentadas. El partido, una vez más, se ha celebrado en el Velódromo de la Bonanova, iniciándose a las tres de la tarde y bajo el arbitraje del señor Leack. Los equipos han formado con los siguientes señores:

Team inglés: Arthur Witty, Ernest Witty, William Parsons, John Parsons, A. Walker, J. Morrison, J.R. Webb, D. Fitzmaurice, Stanley Harris, C.U. Raindtre.

Foot-Ball Club Barcelona: Juan de Urruela, Walter Wild, Fermín Lomba, Luís de Ossó, José Llobet, Adolfo López, Bartomeu Terrades, Hans Gamper, Otto Künzle, Eduardo Schilling.

El resultado final del encuentro ha sido de 1 goal a 0 a favor del “Team inglés”. La impresión que ha dejado el Football Club Barcelona ha sido excelente si partimos de la escasa conjunción de sus jugadores en comparación con el otro equipo que lleva ya largo tiempo disputando encuentros. Incluso pudieron ganar el partido si las dos pelotas que remataron a los palos de la portería hubiesen entrado. Los grandes aplausos del público que se ha dado cita en el Velódromo han sido para Gamper y sus carreras conduciendo muy bien la pelota y para el “goalkeeper” del equipo del Barcelona, Juan de Urruela Morales, que ha salvado un gol que ya público e incluso jugadores daban por hecho.

Football Club Barcelona

La nota curiosa del partido ha sido la presencia de los señores Parsons (John y William) y de los señores Witty (Arthur y Ernest) en las filas del “Team inglés” aún cuando ya son socios del Football Club Barcelona. Pero es que hasta la fecha siempre han formado parte de este conjunto. Y ello ha hecho que, junto a la falta de asistencia de diversos socios del club, el encuentro se haya tenido que disputar con tan solo 10 jugadores por team.

El domingo día 10, se celebró en los campos del Hotel Casanova, acabado como quien dice de inaugurar, y organizada por la Sociedad “Los Deportes”, una magnífica fiesta deportiva. En ella, y con la representación del Football Club Barcelona en su presidente Walter Wild, junto a los presidentes de la “Unión Velocipédica Española” y de la “Associació Catalana de Gimnàstica”, se han celebrado diversas carreras ciclistas, de motocicletas y automóviles junto a varias carreras a pie. En la de 800 metros el vencedor ha estado el señor socio del Barcelona Francisco Cruzate, llegando a poca distancia del ganador, el señor Hans Gamper. Al acabar la fiesta, y conversando con los señores Wild y Gamper, me han mostrado el interés en poder disputar los encuentros en este nuevo terreno a la vez de poder utilizar alguna dependencia del Hotel como vestuario. La prevista para los próximos días creación del “Català Foot-Ball Club” que ya viene disputando partidos desde el pasado mes de octubre hace que vean que deberán compartir el terreno del Velódromo de la Bonanova con ellos. Y, seguro, traerá problemas. Por la tarde del mismo día se ha disputado un nuevo encuentro en las instalaciones del Velódromo de la Bonanova. Un partido de nuevo, como el disputado el día 3, entre los diferentes socios del club.

El miércoles pasado, día 13 de diciembre, tal y como me había avisado Walter Wild, se celebró una nueva reunión de los socios del nuevo Club en el Gimnasio Solé. Según la información que previamente me había facilitado, habría que rehacer la Junta Directiva ante el interés del “Team inglés” en fusionarse con el nuevo team “Football Club Barcelona”. Era lógico una vez que este equipo quedaría muy mermado de efectivos tras la incorporación de varios de ellos al Club de nueva creación. Esto supondría un aumento de socios pero a la vez alteraría significativamente la filiación de socios entre extranjeros y catalanes. A la vez aumentaba la presencia de protestantes (metodistas, evangelistas y anglicanos) en el equipo con el riesgo que podría suponer para señores como De Ossó, Terrades o Urruela. Miembros del “Team Inglés” disputaban partidos en la ciudad desde 1892 y algunos habían ya participado en los encuentros que Hans Gamper organizaba en Sant Gervasi de Cassoles.

Habíamos quedado para ir juntos hacia el gimnasio a las puertas del Forn Almirall, en la misma calle Princesa donde ambos residimos. De camino le he comentado como integrarían a los nuevos socios provenientes del “Team inglés” y como organizarían la nueva Junta Directiva para que siguiera teniendo la misma pluralidad de opiniones y un reparto entre catalanes y extranjeros. Su opinión era seguir repartiendo los cargos más burocráticos entre los catalanes y los cargos más representativos seguirían en manos de los auténticos fundadores y de los que nació la idea de la creación del nuevo Club. Quizás algún día futuro podría haber problemas y pretensiones para que el Club fuera dirigido por catalanes pero estaba convencido que en ese momento era más importante, para todos, consolidar el proyecto.

A las nueve de la noche empezaba la reunión, mucho más concurrida que la anterior en el Gimnasio Solé, convertido casi ya en sede social del Club y con el señor Masferrer también presente. Los puntos a tratar serían varios. Por un lado el nombramiento de una nueva Junta para dar cabida a los nuevos integrantes. También se debería hablar de las cuotas que deberían aportar los socios para sufragar los gastos de alquiler de los campos donde se disputan los encuentros. Y por otro escoger las señas de identidad del Club. El escudo y cual sería la indumentaria que se usaría en los partidos. Recordemos que hasta la fecha los equipos acostumbraban a vestir uno de rojo y otro de azul lo que se reflejaba en la prensa para denominarlos habitualmente. “Team azul” y “Team rojo

Con la palabra en poder de Walter Wild como presidente del Club se ha escogido a la nueva Junta Directiva y donde las diferentes religiones y procedencias has estado representadas. La presidencia seguirá en manos de Walter Wild y se ha nombrado a John Parsons, como vicepresidente, cargo de nueva creación, y como representante del “Team Inglés” no en vano era una de sus jugadores más asiduo y constante. Los puestos de secretario y tesorero han permanecido en las mismas personas, Lluis de Ossó y Bartomeu Terrades, respectivamente. Se ha nombrado un vocal de la junta, cargo que ostentará Adolfo López. Como capitán del Football Club Barcelona sigue, como no podía ser de otra forma, Hans Gamper. Y se ha nombrado también a un segundo capitán para el que se ha escogido a William Parsons.

Football Club Barcelona

Hans Gamper jugando al golf, una de sus aficiones favoritas.

El segundo punto del día ha sido el acuerdo de las cuotas a pagar. La cantidad acordada ha sido de dos pesetas mensuales. Y para poder disputar las diferentes partidas es condición indispensable el serlo. La cantidad no es demasiado elevada si partimos de la base que un gimnasio te cobra cinco pesetas al mes. Y para los señores allí reunidos seguro no sería ningún problema atendiendo a la posición social y laboral en todos se hallan.

Luego se ha procedido a escoger el que será el escudo del Club y se ha optado por el escudo de la ciudad, lógico si tenemos en cuenta el nombre escogido. Una forma adiamantada partida en cuartos con la Cruz de Sant Jordi en dos de ellos y los dos palos rojos sobre fondo amarillo en las otras dos. Encima del diamante, rematándolo, la Corona de Aragón y el murciélago símbolo del Rey Jaume I. Alrededor, y rodeando el rombo, dos ramas. Una de laurel y otra de palma. El escudo se colocará en el centro del pecho de la camisa con que disputaran las partidas.

El sello oficial del Club será el mismo escudo pero circunvalado con las palabras “Foot-Ball Club Barcelona” y el año de la fundación del Club, “1899”, justo en la parte inferior.

Se ha hablado también de la necesidad de poder jugar siempre los partidos en el mismo terreno. Por este motivo se ha nombrado una comisión para entrevistarse con el señor Bertrand, para poder hacer uso de forma regular de los terrenos del Velódromo de la Bonanova siendo este el lugar escogido para que el Club realice sus encuentros.

Se ha acordado invitar al “Foot-Ball Club Català” que en un par de días celebrarán también su fundación bajo la dirección de Jaime Vila y el Gimnasio Tolosa, a un encuentro a celebrar el próximo 24 de diciembre a las tres de la tarde. Esto queda a expensas de la formación del nuevo Club y la aceptación del envite por su parte. Igualmente se pone fecha a un nuevo partido contra el “Team Inglés” como revancha del celebrado. La fecha se acuerda para el 26 de diciembre. Se deseaba jugar el máximo número de partidas frente a rivales distintos para aumentar el interés general por el “foot-ball” lo que a la vez llevaría a la formación de nuevos “teams”.

También se ha hablado de los colores e indumentaria que vestirá el nuevo Club. El acuerdo ha sido vestir con franjas perpendiculares bicolores. Negro y encarnado. Así ha salido publicado en “La Vanguardia” y “La Publicidad” de ayer. Aunque mañana y según me han anunciado desde “Los Deportes” y sin darme explicación alguna, aparecerán los colores azul y encarnado como indumentaria definitiva.

He llegado a casa cerca de la media noche. Por el camino, acompañado de Walter Wild, hemos repasado un poco el transcurso de estos días. Las cosas habían transcurrido muy rápidas en la fundación del nuevo Club. Me he alegrado especialmente por Walter y su amigo Hans Gamper. Se han salido con la suya. Han logrado dar vida a su sueño, el Football Club Barcelona.